Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2018.

20181120161129-11759537265-e328d9af99-o.jpg

Un cambio de color en un Ayuntamiento siempre lleva aparejada ilusión por la renovación de aires y el aporte de proyectos que los nuevos dirigentes traen al consistorio. Pero siendo realistas, y con datos bajo el brazo, el PSOE no ha supuesto en Candelario el cambio ni que el pueblo necesitaba ni que ellos prometieron en sus años de oposición y durante la última campaña electoral.

No estamos diciendo que Candelario no haya evolucionado en los años de Pablo Hernández como Alcalde, nos referimos a que los cambios caminan más por el lado estético, y si bien tenemos acerados nuevos, parques renovados, coche eléctrico, más actos culturales y una “mejor” presencia institucional, la realidad es que los problemas que asolan Candelario se han recrudecido principalmente por el incumplimiento de propuestas electorales, la cerrazón de no querer escuchar ninguna propuesta que llegue de fuera de sus filas y el inmovilismo ante lo que podemos llamar “rutina rural”.

La critica que realizamos no es caprichosa y no trata de señalar a nadie con el dedo, pero los años pasan, los gobiernos cambian y Candelario continúa su camino hacia convertirse en un pueblo escaparate donde la gente puede venir a vernos los fines de semana y decir lo bonitas que son las regaderas, mientras los jóvenes se marchan (la mayoría para no regresar), los mayores pierden calidad de vida (y muchos de ellos se ven obligados a irse ante la falta de servicios) y las parejas/familias no atisban en nuestro municipio un buen lugar para asentarse (y los que lo hacemos es más por amor a Candelario que por oportunidades).

  • Los censos  trampeados, que no refleja en absoluto la realidad social de Candelario, no puede ocultar que tan solo tenemos 150 personas afiliadas a la Seguridad Social, cuando tan solo hace 7 años eran prácticamente 30 más.
  • Una evolución del desempleo dependiente en su may
... (... continúa)