Se trata de una prestación de carácter social, dirigida a garantizar la cobertura de las necesidades básicas de subsistencia a aquellos ciudadanos de Castilla y León que se encuentren en una situación de dificultad personal y social. Se puede solicitar desde el pasado 21 de diciembre, tal y como informa Comisiones Obreras.

 

Para difundir la puesta en marcha de este nuevo "derecho subjetivo" el sindicato ha editado unos 50.000 dípticos que se repartirán por toda la Comunidad, además de informar en todas las provincias e instalar cartelería en las oficinas de servicios sociales, centros de mayores, ayuntamientos, diputaciones y Ceas.

La ley define a la Renta Garantizada de Ciudadanía como una prestación social, de naturaleza económica y percepción periódica y la considera como la última red de protección. La finalidad de la renta es proporcionar los medios y apoyos necesarios para cubrir las necesidades básicas de subsistencia y promover la integración de las personas que se encuentran en situación de exclusión social.

En este sentido, la ley propone una acepción más amplia y novedosa del concepto de exclusión social. En lugar de referirse tan sólo a los tradicionales procesos individuales de marginación, se extiende a la condición más objetiva de ausencia o insuficiencia de recursos y medios económicos necesarios para el desarrollo de un proyecto de vida normalizado.

La cuantía básica mensual de la prestación de la Renta Garantizada de Ciudadanía impulsada por la Junta es del 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) que esté vigente en función de cada ejercicio económico, lo que este año representaría un mínimo de 425,6 euros.

A esta cuantía básica hay que añadir un complemento por cada miembro de la unidad familiar o de convivencia dependiente del titular de la prestación. Este complemento es del 25% de la cuantía básica por el primer miembro, 15% por el segundo y 10% por el tercero y siguientes, hasta alcanzar un máximo del 130% del Iprem.

La Renta Garantizada de Ciudadanía podrá beneficiar a personas pertenecientes a unidades familiares o de convivencia en las que otros miembros perciban ingresos procedentes de acciones protectoras de la Seguridad Social, en cualquiera de sus modalidades contributivas o no o de otros regímenes o sistemas públicos de protección. La cuantía de la renta será complementaria, hasta el importe que de ésta corresponda percibir en su caso, de los ingresos familiares, incluyendo las pensiones.

Artículo extraído de: http://www.salamancaendirecto.com/index.php?news=14022

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario