Madrid, 18 de enero de 2009.-

Izquierda Unida, a través de su Grupo Parlamentario de ERC-IU-ICV, ha registrado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados en la que se reclama que la Cámara “condene la invasión militar y la matanza de civiles por el Ejército de Israel en la Franja de Gaza, en contra de la Convención de Ginebra y el derecho internacional”.

 

El texto de la iniciativa firmada por las portavoces de IU-ICV, Gaspar Llamazares y Joan Herrera, respectivamente, incluye la petición de un alto el fuego duradero por parte de la Cámara española, el cual lleva aparejado “la retirada total de las fuerzas israelíes de Gaza, el fin del bloqueo y el cese del lanzamiento de cohetes dirigidos contra Israel”.

 

En la argumentación de la iniciativa, IU-ICV valora que “el Estado de Israel, que ya cuenta con una larga trayectoria de vulneraciones del derecho internacional, incumple reiteradamente las resoluciones de Naciones Unidas, el dictamen del Tribunal de La Haya que obliga a la demolición del Muro y, de manera flagrante, la IV Convención de Ginebra, cuyo artículo 33 prohíbe el principio de responsabilidad colectiva, y la resolución 1860 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, aprobada en enero, que ‘destaca la urgencia y pide que se establezca un alto el fuego inmediato, duradero y plenamente respetado, que conduzca a la retirada total de las fuerzas israelíes de Gaza’”.

 

Por ello, se considera imprescindible que “la comunidad internacional debe forzar al Gobierno israelí a respetar el derecho internacional humanitario y a cumplir sus obligaciones hacia la población palestina como potencia ocupante”.

 

La parte propositiva de la iniciativa parlamentaria de IU-ICV incluye, además de la petición de condena y la retirada total militar israelí, reitera exigencia por parte del Parlamento español de “una solución justa y duradera, basada en las resoluciones de Naciones Unidas, el fin de la ocupación y el diálogo político”.

 

En lo que respecta directamente al Gobierno español, en el texto se le insta a “emprender acciones de presión económica y política sobre el Gobierno de Israel, solicitando la suspensión del Acuerdo de Asociación UE-Israel, en el marco de la Unión Europea, y a paralizar la venta de armas españolas a Israel”.

 

Para desarrollar este último punto concreto del fin de la venta de armas al Estado israelí, IU-ICV ya presentó la semana pasada una iniciativa parlamentaria concreta y muy desarrollada sobre el mismo. Su argumentación está basada en la “aplicación del artículo 8 de la Ley de Comercio de Armas y el Código de Conducta de la Unión Europea, por tratarse de un Estado en conflicto, que por añadidura vulnera el derecho internacional humanitario”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario