SERVIMEDIA

Pide que Conde Pumpido explique en el Congreso por qué la Fiscalía recurre una decisión que "honra a la justicia"


MADRID, 17-OCT-2008
El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, considera que el Gobierno mantiene una actitud "hipócrita" al respaldar "con la boca pequeña" al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón mientras "con la boca grande llama a la Fiscalía y le manda pararle".

En una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, Llamazares denunció que esta posición es tan "indefendible" como la postura "equidistante" que mantuvo en la tramitación de la ley sobre memoria histórica, y preguntó al Gobierno "a qué está jugando".

"¿Está jugando a defender a las víctimas y el interés general?", se preguntó. "Parece que no", opinó Llamazares, para quien la única explicación a esta actitud es que se pretenda mantener la "continuidad histórica entre franquismo y democracia", lo que considera "intolerable".

Llamazares considera que la iniciativa de Garzón se ajusta a la legalidad y la justicia internacional, y "honra y revalida a la Justicia española, lo que no parece honorable es la actitud de la Fiscalía", que, en su opinión, está "denigrando" el sistema.

"No sólo porque se oponga a la legislación penal internacional y a la jurisdicción penal internacional, sino que lo hace con argumentos falsos e ignorantes, al decir que la ley de memoria histórica hace incompatible la vía judicial, eso es mentir", explicó el líder de IU.

Por todo ello, pidió la comparecencia del fiscal general del Estado en el Congreso de los Diputados. "No se trata de controlar la actuación de la Fiscalía", argumentó, sino de comprobar por qué antepone "una malentendida razón de Estado a las víctimas y a la verdad".

Concluyó que "llueve sobre mojado", pues la Fiscalía ya se opuso a otra decisión judicial que "no le gustaba", la investigación de los vuelos en los que la CIA trasladaba presos y que hicieron escala en aeropuertos españoles.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario