20080614163102-banderarepublicana-en-el-congreso.jpg

Cuando organizas un homenaje a los represaliados de Franco y uno de ellos saca una bandera tricolor, no puedes reprenderle como si esa bandera fuera ilegal, como si no hubiera sido barrida de su mástil democrático por un golpe militar fascista. No se puede estar homenajeando a las víctimas de la represión franquista e intentar quedar bien con los herederos políticos de la represión, esos que consideran (y siguen considerando) que la Segunda República había que laminarla, instaurar un régimen que "pusiera orden" durante cuarenta años, apostar por la paz de los cementerios, las cárceles y el exilio.

Don José Bono tiene un problema: como decía mi abuela, no se puede estar en misa y repicando.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario