20110621162110-rprensa-pinza-043-1.jpg

IU convoca para mañana su Presidencia Ejecutiva para debatir al máximo nivel ejecutivo federal la decisión tomada el domingo por la federación extremeña de abstener en la investidura del próximo presidente de esta comunidad.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha asegurado hoy que la decisión tomada por la federación extremeña de IU de favorecer con su abstención un Gobierno del Partido Popular “está fuera de la política federal de Izquierda Unida”, también apoyada en su momento por los propios dirigentes de Extremadura en los órganos federales.

Lara ofreció hoy en la sede federal de IU la rueda de prensa que estaba convocada desde la semana pasada para explicar la participación de tres dirigentes de la organización en la II Flotilla de la Libertad que próximamente partirá rumbo a Gaza. De este modo, el coordinador federal estuvo acompañado por el responsable de Política Internacional y eurodiputado, Willy Meyer; la diputada autonómica de las Cortes valencianas, Marina Albiol, y el miembro de la dirección federal y ex senador, Joan Josep Nuet. En respuesta a las preguntas de los periodistas presentes en la multitudinaria rueda de prensa, Lara avanzó que mañana martes se reunirá la Presidencia Federal para debatir con tranquilidad sobre todo lo ocurrido este fin de semana en Extremadura.

Este órgano –del que forman parte los miembros de la dirección federal más los coordinadores generales de todas las federaciones- ha sido convocado con carácter de urgencia porque, tal y como explicó el mismo coordinador federal, “es urgente hablar entre todos de lo ocurrido en Extremadura. Se va a poner sobre la mesa todo lo relativo a este tema y las posibles decisiones que hubiera que adoptar”.

Preguntado por la cuestión de si se baraja una posible expulsión de miembros de la federación extremeña, Lara indicó que “esa es una palabra muy fuerte de la que, por ser tan delicada, no vamos a hablar hasta que se pronuncien los órganos correspondientes”, al tiempo que indicó su imposibilidad de adelantar ningún tema relativo a dicha reunión por respeto a todos sus integrantes. De igual forma, no indicó cuál será la postura personal que expondrá al objeto de “no condicionar ni influir” en la decisión colegiada que tome la Presidencia.

Lara recordó las decisiones tomadas de forma prácticamente unánime por los máximos órganos de decisión de IU y defendidas durante la campaña electoral del 22-M por todas las federaciones para frenar las políticas de derechas y el acceso del PP a los distintos ámbitos de decisión. Antepuso éstas y comparó su total coincidencia con lo defendido por él en los últimos meses. Por ello, mostró su tranquilidad en relación a que siempre ha defendido y trasladado a la opinión pública la decisión adoptada el pasado año por el Consejo Político Federal -con sólo cinco votos no afirmativos, sumando los tres votos en contra y las dos abstenciones, dentro de un órgano compuesto por 180 miembros- para tratar de evitar mayorías de gobierno del PP y “hacer girar las políticas a la izquierda”.

“No entiendo –dijo- que exista ningún tipo de violación por parte de este coordinador de la línea política federal. En todo caso, sí hay una federación que, de alguna forma, no ha cumplido con el acuerdo adoptado por todas las federaciones de IU”.

El coordinador federal de IU, a preguntas de los presentes, hizo referencia al desarrollo del Consejo Político regional de IU de Extremadura del domingo en Mérida. “No quiero dar detalles, fue un consejo muy abierto”, comentó, al tiempo que prefirió dejar sin valorar las “actitudes concretas de algunas personas” asistentes al mismo que no pertenecen a la federación extremeña. Sólo trasladó la circunstancia de haber sido abucheado cuando exponía su opinión sobre el tema de la Memoria Histórica y su vinculación con Extremadura, especificando que fue debido a “un grupo pequeño que no representa ni el sentir ni la historia” de esta federación.

Lara mostró su contrariedad por el hecho de que algunos votantes extremeños de IU puedan “estar preocupados” por dejar de cumplirse “la palabra dada”, en referencia a evitar que haya gobiernos de derechas del PP, un “elemento sagrado, y valga esta palabra en una formación laica, para nuestra hoja de ruta”.

Reiteró su petición a la dirección de Extremadura para que “cumpla los acuerdos” adoptados por todas las federaciones. Interrogado por la posibilidad de que los tres diputados de IU en ese parlamento rectifiquen y no se abstengan finalmente señaló que “todo está abierto” porque las decisiones no son firmes hasta que no se producen.

“Izquierda Unida se ha comprometido con hacer girar la política hacia la izquierda en Extremadura y en toda España, porque consideramos que hay políticas conservadoras. Pienso que no se gira a la izquierda permitiendo gobiernos del PP, que está en las antípodas ideológicas de IU”, dijo.

Defendió que IU funciona de manera “plenamente democrática” y expuso que existen “líneas rojas”, que son los compromisos adquiridos por la misma federación extremeña con los órganos federales. Resaltó que esos “límites para una organización federal” están cuando las decisiones afectan a las demás federaciones y al cumplimiento de los acuerdos federales, que sirven “para que los ciudadanos tengan seguridad política y jurídica”.

Respondió a los ataques que recibe IU desde otras fuerzas políticas por éste y otros temas relacionados indicando que la “gran tenaza que existe es la Ley Electoral”, pactada por PSOE y PP, con la colaboración de las fuerzas nacionalistas conservadoras de CiU y PNV, que “roba votos a IU” y que adelantó que puede permitir que “el PP tenga mayoría absoluta en el Parlamento sin tener mayoría absoluta de votos”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario