20100619110155-saramago.jpg

(...)Porque las personas saben que los problemas del mundo existen, están ahí.

Con la información de la que disponemos podemos analizar cuáles son los problemas del mundo.

¿Pero qué se hace para resolverlos? Nada...

 

En un sistema como éste, en el que ya podemos afirmar que vivimos en una dictadura económica. Porque hasta ahora las dictaduras eran, en primer lugar una dictadura política, llevada adelante por militares malnacidos, que secuestraban, torturaban...y todo eso tipo de cosas. Y hasta ahora la dictadura era eso. (El problema) es que no percibimos que eso cambió y que la dictadura ya no precisa de militares malnacidos, ya no precisa de políticos corruptos, ya no precisa de grandes batallones de la muerte, ya no precisa de nada de eso....

 

La dictadura de hoy es económica. Vivimos en una situación que podríamos calificar de Capitalismo Autoritario.

 

En una sociedad como ésta en la que nos hacen creer que lo mejor es triunfar en la vida. Y ese triunfo significa tener mucho, lo más que se pueda: 3 automóviles en lugar de uno, dos casas o 3 o 4. Tener mucho de aquello que se llama ’un bien’. Esa máquina de producción de bienes, muchas veces inútiles, nos obliga a comprar y comprar cada vez más. El concepto de ’ciudadano’ fue sustituido por el de ’cliente’...Nos convirtieron en clientes, somos consumidores, nada más.

 

Y despúes se habla, como si se tratara de una moda, de la moda de la democracia. Yo soy demócrata, pero mi concepto de democracia no tiene nada que ver con el que está en vigencia y que se practica.

 

Un concepto de democracia que se limita a pedir al ciudadano - que de todos modos lo sigue siendo- que aparezca con un papel y lo meta en una urna y que después se vaya a su casa y que vuelva dentro de cuatro años.

 

Un concepto de democracia que implica que desde el momento en que un ciudadano pone su voto en la urna pasó toda su capacidad política, su capacidad crítica...pasó a otra persona, a un partido, aun grupo de personas que son de ese partido o que se aprovechan de ese partido para hacer las cosas que les son delegadas

 

Esto no es democracia, todo esto acaba por convertirse en pura ilusión. Porque los políticos no mandan nada. Nadie cree que sean los politicos, los presidentes o primeros ministros. Aparentemente sí...hacen leyes, establecen impuestos ¿pero mandan? No, no mandan, el que manda es EL CAPITAL.(...)

 

Artículo extraído de: http://saramulet.blogspot.com/2010/06/saramago-tal-vez-esa-maquina.html

Escucha la reflexión íntegra de José Saramago en  http://www.youtube.com/watch?v=borpuCh6PNA

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario