20100122085348-barrena-webok.jpg

Izquierda Unida Federal, a través de Adolfo Barrena, responsable federal de Agua, Transporte, Energía y Sostenibilidad, “rechaza de forma contundente” la posible ubicación del un cementerio nuclear –su denominación técnica es Almacén Temporal Centralizado (ATC)- en la localidad de Yebra (Guadalajara) cuya solicitud quiere aprobar el Partido Popular de la localidad en un Pleno Municipal convocado al efecto para mañana 21 de enero. Ese mismo día la Diputación Permanente del Congreso debe decidir si acepta la petición de comparecencia de IU-ICV del ministro de Industria en la Cámara para que explicar las condiciones de emplazamiento del ATC.

Izquierda Unida, que mantiene una firme posición a favor del cierre y desmantelamiento de las centrales nucleares, denuncia la fórmula escogida por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para resolver el problema que generan los residuos nucleares de las centrales existentes. “El Ministerio de Industria -señala Barrena- utiliza la delicada situación de crisis y desempleo para hacer un chantaje a los ayuntamientos prometiendo dinero, inversiones y empleos”.

Lamentablemente el Partido Popular en Yebra “ha entrado en la subasta” y, pese a la oposición de la ciudadanía y el rechazo unánime de todas las fuerzas políticas a la pretendida instalación, acepta “vender su territorio por los millones prometidos”. “El PP de Yebra se ha creído que los ‘brotes verdes’ prometidos por Rodríguez Zapatero vienen de la mano de los residuos nucleares”, incide Barrena.

El dirigente federal de IU señala que “un análisis riguroso del proyecto demuestra que hablamos de que durante los cinco años que puede durar la construcción del recinto pueden crearse 120 puestos de trabajo. Salvo el 5% de personal cualificado, serán en su mayoría empleo precario y temporal con salarios bajos”.

“Frente a ello –afirma- la empresa adjudicataria recibirá por el proyecto cerca de 700 millones de euros y las eléctricas que explotan las centrales nucleares habrán resuelto con dinero público y empleo precario el problema de sus residuos nucleares”.

Adolfo Barrena considera que “ya es momento de que quienes se han beneficiado y lo siguen haciendo del negocio rentable de las nucleares empiecen a destinar parte de sus enormes beneficios a resolver, con seguridad y garantías, la amenaza de los residuos nucleares que producen y no es aceptable que, una vez más, el Gobierno corra en su ayuda y abra una subasta para ubicar el almacén temporal”.

El responsable federal de Energía y Sostenibilidad incide en que “otro elemento de oposición a la pretendida ubicación del ATC en Yebra reside en que entendemos que Guadalajara ya ha hecho una clara aportación de solidaridad en materia nuclear y, por ello, no debe ser receptora de ningún residuo”.

Para Barrena, “hay que plantear una solución definitiva y no una fórmula temporal al problema grave de los residuos nucleares. Lo contrario implicaría transportar cerca de 7.000 toneladas de un material altamente peligroso para ser almacenado durante unos 60 años, cuando se sabe que la vida de estos residuos dura miles de años”.

“¿Qué haremos dentro de esos 60 años? ¿Dejaremos esa hipoteca para la generación venidera?”, se pregunta Barrena. Explica que “todo ello nos lleva a oponernos al plan del Ministerio de Industria de ‘comprar’ municipios, a oponernos a la instalación de Almacenes Temporales, a reclamar inversión en Investigación y Desarrollo para cerrar las centrales nucleares, establecer un modelo energético limpio y sostenible, y a exigir a las empresas eléctricas que asuman su responsabilidad y aporten recursos suficientes para dar solución a la problemática de los residuos nucleares”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario