20091209163039-forgessaludos.jpg

En su resolución 58/4 del 31 de octubre de 2003, la Asamblea General de la ONU proclamó el 9 de diciembre Día Internacional contra la Corrupción. Esta decisión se tomó con la finalidad de aumentar la sensibilización respecto de la corrupción, así como del papel que puede desempeñar la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción para combatirla y prevenirla.

La Asamblea instó a todos los Estados y a las organizaciones regionales de integración económica competentes a que firmen y ratifiquen lo antes posible la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción a fin de lograr su rápida entrada en vigor.

Que bonito les quedó y que poco se hace en algunos sitios para combatir la corrupción. Italia es un lodazal donde el nuevo Duce no tiene pudor en hacer las leyes a su medida para quitarse de encima todos las acusaciones delictivas que pesan sobre él. Pero en España, sin llegar a esos extremos, la situación no es para tirar cohetes. La corrupción urbanística salpica, aunque de manera desigual, a casi todos los partidos y cada vez que se destapan nuevos casos de corrupción el tratamiento que se da depende que los imputados sean propios o ajenos.  Si son propios se les justifica, se les presupone el principio de presunción de inocencia y se denuncia el contubernio o las maniobras de utilización de jueces, fiscales o policía para su utilización política contra el partido del corrupto; pero si son ajenos, entonces se exige que el peso de la ley caiga sobre los corruptos, se exigen dimisiones y responsabilidades políticas y se apelan pactos anticorrupción que no cumplen ni unos ni otros.

Y hoy el reflejo de la lucha contra la corrupción es un desierto ni a partidos ni a la prensa parece importarles este tema, debe ser que en todos sitios cuecen habas. Solo he encontrado este artículo “La ciénaga de la corrupción” que hable sobre el tema, se ve que a la clase política este tema le debe generar alergia y por tanto mejor no tocarlo.

De nada valen acuerdos o pactos políticos contra la  corrupción si luego cuando se descubren  los casos, no se es contundente con los corruptos  y se justifican y en algunos casos se ensalzan. No solo se trata combatir esa lacra sino también  hacerla socialmente repudiable. La ciudadanía tiene también una enorme responsabilidad en este tema si no es sensible ante estos hechos y luego apoya en las urnas a políticos corruptos independientemente del color político que defiendan.

Salud, República y Socialismo.

Publicado por Antonio Rodríguez en: http://arv1952.blogspot.com/2009/12/la-verguenza-de-la-corrupcion.html

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario