Madrid, 15 de junio de 2009

El secretario federal de Economía, José Antonio García Rubio, considera que “el Partido Popular debe saber que los resultados electorales en modo alguno sirven para acallar ni frenar los procedimientos que pone en marcha la Justicia”

 

El secretario federal de Economía y Trabajo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, considera que el Partido Popular, con Mariano Rajoy a la cabeza, “debe de dejarse de una vez de falsos victimismos y de eludir responsabilidades, y pasar a dar explicaciones políticas claras y a empezar a colaborar decididamente con la Justicia sobre la cada vez más extendida presunta implicación de determinados altos dirigentes de esta formación en relación con el denominado ‘caso Gürtel’”.

 

García Rubio realiza esta valoración tras conocerse que el hasta ahora juez instructor de esta supuesta trama de corrupción en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, ha acordado remitir toda la causa al Tribunal Supremo, al que ha pedido que llame a declarar como imputados con carácter urgente a los parlamentarios ‘populares’ Luis Bárcenas, Jesús Merino y Gerardo Galeote.

 

Para el dirigente federal de Izquierda Unida, “la dirección del PP no puede seguir buscando ganar tiempo, ni recurrir a sus resultados electorales para tratar de echar un manto de impunidad sobre las investigaciones judiciales. Los respaldos electorales, como aquellos de los que ha disfrutado en los comicios europeos, en modo alguno sirven para acallar ni frenar la voz de la Justicia ni los procedimientos que ésta pone en marcha en un Estado de Derecho que se precie”.

 

José Antonio García Rubio muestra también su confianza en que “los dirigentes de la derecha dejen actuar con total libertad a los jueces en este caso y no pierdan el tiempo en tratar de desviar la atención sobre otras cuestiones con fines partidistas”.

 

En su opinión, “ahora se ve con nitidez cómo el PP ha quedado manifiestamente en evidencia tras la desmesurada campaña de ataques y desprestigio lanzada contra el magistrado Baltasar Garzón cuando empezó a instruir esta trama desde la Audiencia Nacional”.

 

“El que dos jueces de dos tribunales superiores, como los de Valencia y Madrid –señala el responsable económico de IU-, hayan llamado o pidan que se llame con urgencia a declarar como imputados a dirigentes aforados del PP demuestra la consistencia de las investigaciones iniciales y deja en muy mal lugar a los que pretendieron hacer pasar este caso por una mera cuestión de caprichos personales o inquinas políticas”.

 

García Rubio exige que “se deje trabajar a los jueces en el firme ejercicio de su independencia. En Izquierda Unida nos preocupa especialmente que se acoten lo más posible en el tiempo los plazos para que se tomen las decisiones judiciales pertinente a fin de evitar los claros riesgos de que se produzcan prescripciones sobre alguno de los posibles delitos que se tratan de esclarecer”.

 

El dirigente de IU se refería así al hecho de que el juez del TSJM haya solicitado al Tribunal Supremo que se declare competente y llame a declarar como imputados ‘con carácter urgente’ a los parlamentarios del PP para evitar la posible prescripción del presunto delito fiscal que se imputa a Bárcenas, dado que dejaría de ser perseguible a finales de este mismo mes.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario