Madrid, 02 de abril 2009

“El aumento del desempleo en marzo en más de 123.000 personas, según los datos hechos públicos hoy, muestran que la destrucción de empleo sigue agravándose pese a los mensajes previos contradictorios lanzados desde el Gobierno y que las medidas puestas en marcha por los responsables económicos y del Ministerio de Trabajo del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero son ineficaces”, afirma José Antonio García Rubio, secretario federal de Economía y Empleo de Izquierda Unida.

 

Para el dirigente de IU, “el Gobierno sigue sin acertar en las recetas que está aplicando contra la crisis, en especial para evitar el crecimiento desbocado del desempleo. El propio Rodríguez Zapatero reconoció en su reciente intervención en el Congreso de la UGT que de lo 8.000 millones comprometidos con los Ayuntamientos apenas llega al 12 por ciento las cantidades realmente aplicadas hasta el momento. Además, como puede comprobarse fácilmente, una gran parte de las obras comenzadas y atribuidas a este Fondo eran obras planificadas y presupuestadas anteriormente. Los ayuntamientos se limitan a utilizar los fondos para resolver sus problemas financieros, pero no está sirviendo para crear los nuevos puestos de trabajo que se habían prometido”.

 

“Es más –continúa García Rubio-, el análisis de los datos muestra que la destrucción de empleo también se incrementa en la industria, entre los sectores de trabajadores con contratos indefinidos de mayor calidad y entre los jóvenes”.

 

“El dato de que sólo han sido indefinidos el 11,4% de los contratos realizados en el mes de marzo desmienten los argumentos de la CEOE sobre la falta de flexibilidad del mercado laboral español. Hay que frenar de manera decidida la pretensión de la patronal de seguir recortando los derechos de los trabajadores, que están pagando ya un alto coste por esta crisis que no han provocado”.

 

El secretario de Economía y Trabajo recuerda que “Izquierda Unida ha propuesto un Plan Alternativo de apoyo a la economía real, especialmente dirigido a las pequeñas y medianas empresas, que con un coste muy inferior a las ayudas que se están dando a los bancos permitiría detener la destrucción de puestos de trabajo y crear 1,9 millones de puestos de trabajo en los próximos tres años. En las próximas semanas el coordinador general, Cayo Lara, se lo hará llegar personalmente a Rodríguez Zapatero en la reunión que está pendiente entre ambos”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario