Madrid, 28 de enero de 2009.-

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, mostró hoy la “satisfacción” de esta formación tras la decisión del Tribunal Supremo de rechazar la objeción a la asignatura de Educación para la Ciudadanía ya que, de esta forma, “prevalece el Estado aconfesional y laico frente a las presiones nacional-católicas” ejercidas por partidos como el PP o la jerarquía de la Iglesia Católica.

A solicitud de los periodistas, Llamazares indicó en el Congreso de los Diputados la buena noticia que supone “que los ciudadanos españoles puedan educar a sus hijos en valores cívicos y constitucionales, así como en derechos humanos”, en lugar de que prevalezcan los deseos “de otros sectores retardatarios y autoritarios".

En relación con lo defendido siempre por Izquierda Unida, su diputado valoró que el Supremo avala ahora Educación para la Ciudadanía como un modelo “cívico y legítimo”, frente a quienes “pretenden que los únicos valores éticos y morales sean los de la ética católica. Eso ya no es así  y forma parte del pasado”.

“Al igual que hay una sociedad civil, también hay una ética civil formada por la Constitución y los Derechos Humanos”, y esa es la que, según el Supremo, “se puede enseñar en nuestras escuelas”, razonó.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario