Izquierda Unida ha revelado hoy una documentación secreta del Ministerio de Exteriores, que, según esta formación, confirma la "opacidad" con la que el Gobierno ha gestionado los datos sobre las autorizaciones de los vuelos de EEUU a su paso por España relacionados con el penal de Guantánamo.
Se trata de dos faxes secretos y una nota interior, fechadas en los días 26, 27 y 30 de noviembre de 2007, en los que el secretario general de Política de Defensa (SEGENPOL), Luís Cuesta, ordena que no se facilite información sobre las autorizaciones de los vuelos de Estados Unidos.
El portavoz de IU, Gaspar Llamazares, que ha facilitado estos documentos en una rueda de prensa en el Congreso, ha instado al Gobierno a que lleve a cabo una investigación interna sobre el supuesto paso por España de aviones de la CIA con terroristas detenidos y ha pedido la comparecencia de los ministros de Exteriores y de Defensa y del director del CNI.
En uno de los faxes, del día 30 de noviembre, el vicepresidente del comité permanente Hispano-Norteamericano, Santiago de Mora-Figueroa, señala que cualquier petición sobre estos vuelos debe indicarse "de palabra" y deberá "ser hablada por el señor ministro (Miguel Ángel Moratinos) con el señor ministro de Defensa (entonces José Antonio Alonso)".
Esta es la respuesta que el vicepresidente del comité da al subdirector general de América del Norte, Fernando Prieto, quien previamente le había reiterado una petición de información sobre los vuelos de EEUU, que "salvo error de esta unidad, tal nota no ha sido recibida", señalaba en el fax que le hizo llegar.
A la vista de esta documentación, Llamazares ha hecho hincapié en que la investigación interna que exige al Ejecutivo debe también aclarar si los datos sobre esos vuelos fueron destruidos por el Gobierno de José María Aznar porque entonces podría haber incurrido en "un delito de destrucción de archivos públicos", ha dicho.
Ha afirmado estar convencido de que hay "materia" suficiente para que el Ejecutivo de Aznar "dé cuenta a la justicia" y ha vaticinado que "al final, como Al Capone", acabará ante los tribunales, no por el principal delito, de colaboración con la guerra de Irak, sino "por colaboración con detención, secuestro y torturas", en relación con el supuesto traslado de presos acusados de terrorismo.
Llamazares cree, además, que hay que ver qué está fallando en el "control democrático" de las bases militares de utilización conjunta, porque, a su juicio, este control "no existe".
El portavoz de IU, que ha asegurado que los supuestos vuelos de la CIA con terroristas a bordo han continuado haciendo escala en territorio español durante la primera legislatura del Gobierno socialista, ha reclamado a éste que deje "de una vez de mirar hacia otro lado", porque se trata de un asunto "muy grave" que afecta a "los derechos humanos y a la soberanía de nuestro país".
El ministro de Exteriores ordenó ayer "con carácter de urgencia" iniciar una investigación para esclarecer el supuesto aterrizaje en aeropuertos españoles de aviones e la CIA, un asunto que también investiga el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.

Fuente: Agencias

Artículo extraído de http://imagina-e.blogspot.com

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario