Madrid, 4 de noviembre de 2008.-

El coordinador ejecutivo de Economía y Mundo del Trabajo de IU, Javier Alcázar, considera que “los dramáticos datos de paro registrado en octubre ofrecidos hoy por el Instituto Nacional de Empleo muestran de la forma más cruda la severidad con la que la crisis esta sacudiendo nuestro país. Ante ellos, el Gobierno no puede seguir impasible y subestimando por más tiempo la crisis de empleo. Lo mismo que ha destinado ingentes cantidades de dinero público para salvar empresas que en los últimos años han obtenido históricos beneficios para repartir entre sus accionistas, debe adoptar ahora de forma urgente nuevas medidas que sí tengan un carácter social, para que no se siga destruyendo tejido productivo y que a través de la expansión de la demanda sirvan para generar empleo”.

Alcázar entiende que “estas medidas no deben ser meros parches, como las improvisadas propuestas paliativas anunciadas ayer. Así no se abordan ni los síntomas, ni los efectos que sobre los ciudadanos de a pie está produciendo esta crisis, ya que sólo sirven para que el presidente del Gobierno presuma de la adopción de las mismas, aunque alguna de ellas se hayan tomado con un retraso temporal significativo y que otras sólo sirvan para retrasar la agonía de los afectados”.

El responsable económico de IU señala que “la subida del número de parados en 192.658 personas en octubre afecta a todos los sectores productivos -con un incremento del 7,3% respecto de septiembre y seis veces superior a la registrada en octubre del pasado año-, lo que es especialmente significativo. Además, que la cifra total de desempleados suba hasta los 2.818.026, sobrepasando por primera vez en 12 años la barrera de los 2,8 millones, muestra una aceleración en la destrucción de empleo desconocida y nunca vista, lo mismo que ocurre con la falta de propuestas que evidencia este Gobierno socialista”.

“Esta situación, además, -apostilla- se ve agravada tanto por la regresión en la contratación, con una caída en el número de contratos del 17% respecto del mismo mes del año anterior y en donde la contratación indefinida sufre un fuerte varapalo, como por la negativa evolución en los datos de afiliación a la Seguridad Social, que muestra la destrucción neta de empleo”

Javier Alcázar señala que “para Izquierda Unida, y dada la franca retirada en la que se encuentra el sector privado, ha llegado la hora de revitalizar la función del Estado para relanzar la economía. Es la hora de lo público. Debe ser el Estado el que sin pérdida de tiempo pase a aumentar su grado inversor para evitar la caída de la producción y cambiar el modelo productivo hacia otro de carácter más sostenible. Estamos a tiempo de que los Presupuestos Generales para 2009 sirvan para la puesta en marcha de nuevas políticas y prestaciones sociales, y para profundizar en la aplicación de las ya existentes”.

“Desde IU hemos presentado enmiendas para adoptar medidas adicionales de cobertura y de apoyo directo a las familias y ciudadanos en desempleo, así como a autónomos y Pymes. Las cuentas del Estado deben ser expansivas y anticíclicas, y deben utilizar para ello la ventaja comparativa en relación al déficit existente y al porcentaje de deuda pública respecto del PIB que nuestro país tiene respecto de muchos de nuestros socios comunitarios”, detalla Alcázar.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario