20081005102918-trabajo-decente.jpg

El Congreso Constitucional de la Confederación Sindical Internacional decidió la convocatoria de una jornada de acción mundial el 7 de octubre de 2008 que contribuyese a modificar la naturaleza del actual proceso de globalización, a través de la defensa del trabajo decente.


La defensa del trabajo decente no es una acción que competa exclusivamente a los países de extremo empobrecimiento y condiciones de trabajo de semiesclavitud, es también competencia de los países desarrollados en los que el empleo no está garantizado o las condiciones en las que se ejerce no son las más adecuadas. Por lo que la jornada de 7 de octubre no es solo una jornada de solidaridad con los trabajadores de los países menos desarrollados sino también una jornada de reivindicación de mejora de acceso al empleo y de las condiciones laborales de todos los trabajadores y trabajadoras. Por eso en Europa esta jornada se enmarca en la lucha contra la Directiva Europea de Tiempo de Trabajo, esa que pretende ampliar la jornada laboral hasta las 65 horas semanales.


Actualmente:

  • La mitad de la fuerza laboral mundial gana menos de 2 dólares diarios.
  • Más de 12 millones de personas trabajan en condiciones de esclavitud.
  • 200 millones de niños y niñas menores de 15 años trabajan en lugar de ir a al escuela.
  • Más de 2 millones de personas mueren a causa de accidentes y enfermedades laborales cada año.
  • Los derechos sindicales fundamentales no son respetados en muchos países del mundo.

Frente a esta situación la Organización Mundial del Trabajo (OIT) define el trabajo decente como: Trabajo con contrato, salario digno, protección social básica, derechos sindicales, incluido el dialogo social.


Y eso en nuestro ámbito significa la exigencia a las instituciones de la Unión Europea la eliminación de la Directiva sobre Tiempo de Trabajo que pretende ampliar la jornada máxima de trabajo semanal hasta las 65 horas. Esta directiva supone la mayor agresión contra los derechos de los trabajadores y del modelo social europeo desde que se inició el proceso de integración europea, pretendiendo establecer un modelo de relaciones laborales más propio del siglo XIX que del siglo XXI.

La Jornada Mundial por el Trabajo Decente convocada por el sindicalismo internacional se va a celebrar en más de 100 países, entre ellos España, donde se celebrarán concentraciones y manifestaciones en más de 40 ciudades. El acto central, en el que intervendrán los secretarios generales de CCOO y UGT, se celebrará en Madrid (Plaza Mayor, a partir de las 18.30h).

La defensa del trabajo decente en una necesidad y un obligación de todos los trabajadores y trabajadoras, por lo que es necesario una respuesta contundente a las convocatorias sindicales.

En estas épocas de crisis es cuando se tienen que hacer mayores esfuerzos para luchar contra las arbitrariedades de los estados y empresarios desaprensivos que pretenden cargar sobre la espalda de los más desfavorecidos las consecuencias de la crisis que ellos han generado.

Hagamos un esfuerzo y demostrémosles que nos estamos dispuestos a ser las victimas de sus despropósitos.


Manifiesto conjunto CC.OO. – UGT

Documento Jornada Mundial

Documento Trabajo Decente

Actos convocados por CC.OO y UGT



Salud, República y Socialismo.

Publicado por Antonio Rodríguez

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario