Afirma que “para acabar en la renovación del Poder Judicial más política de la historia no había hecho falta someter a la Judicatura y a la Justicia con mayúsculas a los dos años de mayor desprestigio sufridos nunca”

Madrid, 9 de septiembre de 2008.-

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, afirma que su formación “ha tomado buena nota de cara al futuro del incumplimiento de los compromisos personales adquiridos por el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, reiterados en varias ocasiones de forma directa, encaminados a propiciar una renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), así como de otros órganos constitucionales, en los que se primaría la pluralidad de las opciones políticas y profesionales que estuvieran afectadas, además de un claro alejamiento de intereses partidistas en su ejecución”.

“Tras lo visto ahora –asegura el máximo dirigente de IU- con los nombres pactados con la derecha para la renovación del CGPJ, queda en evidencia el valor que el propio Rodríguez Zapatero concede a los compromisos personales adquiridos y lo que significa su manifiesto incumplimiento. ”.

Llamazares asegura que “desde IU lamentamos profundamente que el presidente del Gobierno y el PSOE hayan optado por propiciar la renovación del Poder Judicial más política de la reciente historia democrática. La notable incapacidad socialista para negociar una renovación que prime los intereses de la sociedad española y del conjunto de la Judicatura, donde más del 50 por ciento de sus miembros no pertenecen a ninguna asociación y, por tanto, quedan ahora excluidos de este juego de poder, supone una impresentable concesión a la derecha política y judicial que estamos seguros acabarán lamentando a medio plazo”.

En su opinión, “para llegar hasta aquí, a una situación en la que PSOE y PP se han reservado y perpetúan la posibilidad de bloqueo de las decisiones importantes y se reparten políticamente hasta las cuotas de sus asociaciones judiciales afines, no había hecho falta hacer tan largo viaje. Un viaje en el que durante dos años se ha sometido al máximo órgano de la Judicatura y a la Justicia con mayúsculas al mayor nivel de desprestigio conocido, además de provocar entre los ciudadanos serias dudas sobre su responsable y justo funcionamiento”.

Llamazares, adelanta que Izquierda Unida no dará su apoyo parlamentario a la renovación del CGPJ tal y como está planteada, insiste en que su formación “tras no ser consultada ni informada sobre los negociaciones finales mantenidas, sabrá obrar en consecuencia cuando sí se requiera nuestro apoyo en otras cuestiones importantes, dentro de la más estricta responsabilidad política de izquierdas que nosotros sí llevamos años demostrando que sabemos tener”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario