20080821181129-aros-olimpicos.jpg

El trágico accidente aéreo ocurrido ayer en el madrileño aeropuerto de Barajas que se saldó con la muerte de 153 personas ha salpicado a todas las esferas de la vida social, incluida la deportiva. El Comité Olímpico Español (COE) solicitó desde Pekín que se guardasen minutos de silencio al comienzo de las competiciones con participación nacional, así como que la bandera española ondease a media asta. Sin embargo, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha denegado dichas peticiones, así como la de que los atletas luzcan crespones negros durante sus ejercicios.

 

En un verano marcado por la presencia española en los Juegos Olímpicos de Pekín, la tragedia del accidente aéreo de Barajas ha irrumpido, como no podía ser de otra manera, entre los atletas españoles. Sin embargo, el COI no ha querido hacer excepciones ni romper la rutina de los Juegos, y ha denegado las peticiones del COE para que la bandera española ondease a media asta en la Villa Olímpica en señal de luto.

Homenaje
El COI mostró sus condolencias con las víctimas y apuntó que comparten su dolor, y autorizó la celebración de un pequeño homenaje en la Villa Olímpica, que ha tenido lugar a las 10 de esta mañana. Sin embargo, la organización rechazó “otras actividades propuestas por España, de acuerdo a la normas generales que se aplican durante los Juegos Olímpicos”.

Ni crespones ni bandera a media asta
Estas actividades consistían en guardar un minuto de silencio antes de las pruebas en las que participan atletas españoles y en permitir a estos lucir crespones negros en los uniformes. El COI tampoco ha mostrado demasiada sensibilidad al no permitir que la bandera española ondee a media hasta. Sí se ha colocado en esta posición en la embajada de España en Pekín.

Otras peticiones
El COI se escuda en que otros países como EE.UU., Zambia y Georgia también hicieron peticiones similares para sus países, que también fueron rechazadas. No obstante, el presidente del COE, Alejandro Blanco, aseguró que no puede entender esta decisión, aunque “no queda más remedio que acatar las normas”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario