El compuesto, que será fabricado con nanotecnología, permite reducir de 800 a 80 grados la temperatura a la que se puede producir electricidad de forma eficiente mediante la combustión de hidrógeno

Un nuevo material, creado a base de estructuras nanométricas fabricado por españoles, podría multiplicar el uso de las pilas de combustible, una alternativa real a los hidrocarburos a la hora de generar energía.

Se considera que las pilas de combustible tienen capacidad de generar energía limpia por el hecho de que son como mini centrales eléctricas en las que lo único que se utiliza para la combustión es hidrógeno, dejando como único residuo vapor de agua.

Diseñado con nanotecnología

El material, descrito en el último número de la revista Science, fue fabricado por un equipo de físicos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), y su diseño se ha realizado en colaboración con investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y del Laboratorio Nacional Oak Ridge, de Estados Unidos.

Este compuesto de estructuras nanométricas permite "mejorar en decenas de millones de veces la conductividad iónica a temperatura ambiente de los materiales utilizados hoy en día en pilas de combustible de óxido sólido".

Más frío, más fácil

En otras palabras: si ahora hacen falta temperaturas de en torno a 800 grados para producir suficiente electricidad a partir del hidrógeno, con el nuevo material sólo harían falta unos 80 grados "para garantizar una conducción eléctrica eficiente", explicó a Efe uno de los responsables de la investigación, Jacobo Santamaría.

Las altas temperaturas requeridas hasta ahora para conseguir una conducción energética eficiente a partir de pilas de combustible no contaminantes suponen "un serio problema para la universalización de esta tecnología".

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario