20080714143756-rtve.jpg

Madrid, 13 de julio de 2008.-

Izquierda Unida, a través de su diputado y portavoz, Gaspar Llamazares, ha presentado una pregunta (que se adjunta) en el parlamento dirigida a RTVE en la que se interesa por los planes de emisión en alta definición a través de la TDT de su programación. En esta iniciativa se recuerda que el 18 de diciembre del 2007 el Presidente de la Corporación de RTVE D. Luis Fernández afirmó en su comparecencia en sede parlamentaria que: "...RTVE emitiría las olimpiadas en alta definición a través de la TDT durante las 24 horas..", tal y como se recoge en el diario de sesiones número 119 en relación a la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE. Tras aquel compromiso hemos conocido que RTVE ha llegado a un acuerdo comercial de difusión de esta señal de las olimpìadas, en alta definición, con operadores privados de televisión para que sean quienes difundan esta señal a través del satélite y el adsl. De esta forma RTVE pierde la ocasión de ser una referencia en la difusión gratuita para todo el territorio de una señal en alta definición a través de la TDT ya que todas aquellas personas que quieran recibir esta señal deben hacerlo a través de sus respectivas plataformas de pago.

La dirección de RTVE justificó esta medida en que, de realizarse, se vería obligada a suspender la emisión de otros canales de la TDT ya que el ancho de banda necesario para que se pudiera emitir esta señal así lo exigía. Una cuestión técnica que, por otra parte, ya era conocida en el momento de formalizarse el compromiso parlamentario por parte de D. Luis Fernández. De ahí que parezca lógico que, tal y como ha anunciado RTVE en su borrador de contrato-programa, cuando se produzca el apagón analógico en el año 2010 y RTVE disponga de un múltiplex completo, sean posibles estas emisiones de forma gratuita. En todo caso parece necesario que la dirección de RTVE explique sus planes al respecto y se expliciten otras razones de peso que han podido motivar esa decisión.

Entre esas posibles razones hay una muy importante. Si bien puede haber dificultades, no insalvables, para esa emisión, hoy no sería prácticamente viable la recepción de la misma en el 95% de los hogares españoles. Es decir la inmensa mayoría de los receptores de TV hoy existentes (en formato LCD o plasma) y comercializados, ya sean HD Ready, HD TV y HD Ready 1080 p no permiten la recepción de la señal en alta definición a través de los descodificadores integrados que llevan. Del mismo modo la inmensa mayoría de los descodificadores externos que se están comercializando tampoco incluyen esa posibilidad. Con lo cual el problema de fondo es que, aunque se emitiera esa señal en alta definición a través de la TDT, muy pocos receptores permitirían ver esa señal a través de los televisores o descodificadores. Por ello es imprescindible que el gobierno y la administración fijen los parámetros mínimos de la emisión de la señal de alta definición y, tal y como se está haciendo en otros países del entorno europeo, se impulse y controle la venta de aparatos de televisión y descodificadores que no engañen al consumidor y que eviten nuevos desembolsos económicos para adaptarse a la calidad de las futuras señales de alta definición.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario