20080619165514-coordinador-no.jpg

El coordinador general de IU considera que a PSOE y PP “sólo les separan diferencias estéticas en su respuesta a los inmigrantes. El ‘contrato de integración’ de los populares es un juego de niños frente a la directiva europea aprobada al alimón por la derecha y los socialistas”

 

Madrid, 19 de junio de 2008

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha valorado que “el entusiasta respaldo por orden del Gobierno de la práctica totalidad de eurodiputados del PSOE a la ‘Directiva de Retorno’ para recortar drásticamente derechos a los inmigrantes en toda la UE, aun a costa de dar la espalda y romper con la oposición mayoritariamente en contra del resto de socialistas europeos, desacredita y pone en cuarentena a día de hoy la política de inmigración que pueda seguir el ministro Corbacho en nuestro país para el resto de legislatura”.

Llamazares considera que “el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha dado la vuelta a la tortilla. Ha pasado de ver la inmigración como un fenómeno social al que hacer frente con medidas de integración a un mero problema económico y de seguridad”.

“Los responsables socialistas –denuncia- pasan ahora de alabar la contribución de la inmigración a nuestro crecimiento económico de los últimos años a ponerles a los pies de los caballos y responsabilizarles directamente de la crisis”.

Gaspar Llamazares advierte de que “tras lo ocurrido en el ‘día negro’ de ayer en que se aprobó la ‘Directiva de Retorno’ resulta evidente que a PSOE y a PP sólo les separan ya diferencias estéticas en materia de inmigración. El ‘contrato de integración’ propuesto por los populares resulta un juego de niños frente a la directiva europea aprobada al alimón por socialistas y la derecha española”.

El máximo dirigente de IU advierte que “el Gobierno tendrá que ser ahora consecuente con lo votado y cambiar la Ley de Extranjería para adaptarla al endurecimiento que se ha encargado de promover en Europa. Además, es absolutamente contradictorio lo votado en Europa con el respaldo que los socialistas dieron la semana pasada en el Congreso a nuestra propuesta para firmar la Convención de la ONU en materia de migraciones. Denunciamos esta hipocresía política del PSOE y adelantamos que IU se apondrá drásticamente a la plasmación en la práctica de este ataque a los derechos sociales y jurídicos de los inmigrantes”.

A juicio de Llamazares, “cada vez está más claro el papel que Rodríguez Zapatero quiere que juegue el ministro Corbacho al haberle nombrado responsable de Trabajo e Inmigración. El populismo desvergonzado que lleva a cabo en la segunda cuestión es la cortina de humo y la pantalla para ocultar el imparable crecimiento del paro y un incumplimiento más de una de las falsas promesas electorales del líder socialista: que en esta legislatura alcanzaríamos el pleno empleo”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario