20080523174357-sanidad.jpg

Gaspar Llamazares e Inés Sabanés presentan en el Congreso dos iniciativas para reformar la Ley 15/1997 que abrió la puerta al “ataque más claro al sistema de bienestar español”

Madrid, 22 de mayo de 2008.-

(Madrid, 22 de mayo 2008).- Izquierda Unida está dispuesta a promover en el Congreso de los Diputados poner fin al creciente proceso de privatización de la Sanidad Pública. Para tal fin, el coordinador general y diputado de IU, Gaspar Llamazares, acompañado de la portavoz de esta formación en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés, han presentado hoy en rueda de prensa en la Cámara Baja, dos iniciativas parlamentarias para acabar con lo que calificaron como “claro ataque al sistema de bienestar español”.

Llamazares, que es también presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso, ha explicado el contenido de sendas proposiciones de ley y no de ley en las que se plantea el cambio de la Ley 15/1997 sobre la habilitación de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud. Esta norma, promovida por el primer Gobierno de la derecha de José María Aznar, contó en su día con el respaldo del PSOE y del resto de fuerzas parlamentarias, salvo el BNG, y es a juicio de IU el "origen y la puerta que abrió al aplicarse en sus máximos permitidos este proceso de privatización sanitaria que ahora ejecutan algunas Comunidades Autónomas, entre ellas especialmente la de Madrid”.

Las fórmulas que abría esta norma iban más allá de la Ley General de Sanidad y de las competencias que en esta materia ostentan las comunidades autónomas. A juicio, de Llamazares, “lo que ha pasado que es algunas se han extralimitado al aplicar las posibilidades de gestión para orientarlas únicamente a la privatización y a facilitar el negocio de determinadas empresas privadas”.

Tanto el máximo dirigente de IU como la portavoz en el Parlamento madrileño señalaron a la Comunidad que preside la popular Esperanza Aguirre como el "laboratorio de la privatización de la sanidad en España. Madrid se ha convertido en el Chile de la privatización”, en referencia a que fue en este país hispanoamericano donde hace más de una década se empezaron aplicar las primeras decisiones para desmantelar su entonces reconocido sistema de sanidad pública.

Llamazares explicó que la expresión más evidente de esta tendencia privatizadora es el llamado "hospital administrado", una fórmula que nace en el Reino Unido y que “ha copiado en su lado más negativo la Comunidad de Madrid. Llegamos así al desarrollo de centros sanitarios administrados por empresas privadas que son más ineficaces, que gastan más que los hospitales públicos, que tienen menos recursos, menos personal y mucho peor pagado”.

A su juicio, esta fórmula convierte la sanidad en “un negocio y pervierte la sanidad pública. Se da el caso de que estos centros, ante los problemas que plantean, registran menos actividad y los casos de mayor importancia y con mayores costes se derivan a los centros públicos".

Por todo ello, IU presenta una proposición no de ley para su debate en el seno de la Comisión de Sanidad en la que, en una primera instancia, insta al Gobierno socialista a “promover la modificación de la Ley 15/1997 de 25 de abril, sobre la habilitación de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud, excluyendo la prestación y gestión mediante acuerdos, convenios o contratos con personas o entidades privadas de los servicios públicos”.

La segunda de las iniciativas es una proposición de ley para debatir en el Pleno de la Cámara que plantea directamente la modificación de la citada norma para que en ella se refleje claramente que “la prestación y gestión de los servicios sanitarios y sociosanitarios podrá llevarse a cabo, además de con medios propios, mediante acuerdos, convenios o contratos con personas o entidades exclusivamente públicas en los términos previstos en la Ley General de Sanidad”.

También refleja que las “administraciones públicas con competencias en la atención sanitaria mantendrán, en todo caso, el carácter público en todo lo referente a la titularidad, financiación, gestión y provisión de servicios sanitarios y sociosanitarios”

Inés Sabanés, por su parte, denunció la situación que vive Madrid y destacó que Izquierda Unida quiere una "clarificación urgente" del modelo de gestión de la sanidad, sobre todo en esta Comunidad.

"Con estas iniciativas –coincidieron Sabanés y Llamazares- pretendemos abrir el debate sobre el futuro del sector sanitario público y sobre la privatización de la sanidad". Ambos hicieron un llamamiento al PSOE y al Gobierno para que comprueben que "el paso del tiempo ha dado la razón a IU", tras el apoyo que los socialistas dieron a la norma promovida por la derecha”.

Sabanés insistió en que “este es el momento de salir en defensa de la sanidad pública, como han reclamado tanto las asociaciones madrileñas de pacientes como los profesionales del sector”, que ven como los cambios afectan de forma negativa en la creación de hospitales administrados desde lo privado, en reordenación territorial de los centros y la cesión de gestión, que afecta incluso a los de atención especializada”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario