20080518125227-llamazares-05.jpg

El texto firmado por Gaspar Llamazares denuncia “la impunidad con la que ha crecido en paralelo a las carencias públicas una red privada de centros a los que no se exige ni se controla la calidad que ofrecen”

Madrid, 17 de mayo de 2008.-

El coordinador general de Izquierda Unida y diputado, Gaspar Llamazares, ha presentado una proposición no de ley en el Congreso por la que insta al Gobierno a “realizar las reformas legislativas necesarias en colaboración con las Comunidades Autónomas para garantizar, a lo largo de esta legislatura, la universalización del primer ciclo de Educación Infantil (de cero a tres años) a través de la suficiente oferta de plazas dentro de la red pública”.

Llamazares, que firma esta iniciativa parlamentaria como portavoz adjunto del Grupo Parlamentario de ERC-IU-ICV formado con carácter técnico en el Congreso, recoge en la misma que esta reforma que debe llevar a cabo el Ejecutivo socialista debe garantizar “unos requisitos mínimos y un currículo base para acompañar los mínimos comunes de calidad en todas y cada una de las Comunidades Autónomas”.

Izquierda Unida presenta esta iniciativa tras haber logrado el pasado año en la negociación de los Presupuestos Generales de 2008 que éstos incluyeran una partida de 100 millones de euros para extender este año la creación y gestión de plazas públicas de educación infantil, frente a los poco más de 800.000 euros presupuestados en principio.

Para Llamazares, “ha llegado la hora ver el verdadero compromiso social de este Gobierno más allá de sus ‘cheque-regalo’ electoralistas o de la ‘paga fiscal a plazos’ para 2008 de poco más de 1 euro al día a todos los contribuyentes sin excepción a través de la rebaja de 400 euros ya aprobada”.

“Frente a estos parches –señala Llamazares- desde IU oponemos propuestas como ésta para un compromiso serio de la universalización de la educación de 0 a 3 años en esta legislatura. Hoy por hoy la oferta de plazas públicas no cubre ni de lejos la demanda en este tramo. Y lo que es peor, ni el Gobierno ni las Comunidades demuestran voluntad política para mantener, extender y mejorar la calidad de la red educativa pública en este ciclo”.

El texto ya registrado en el Congreso denuncia que “la red privada, que crece al amparo de esta carencia, ve favorecida la impunidad en que se encuentra porque nunca acaba de serle exigidos los requisitos mínimos de sus centros. Salvo algunos casos de calidad contrastada que merecen ser llamados Escuelas Infantiles, existe una enorme cantidad de locales concebidos para el lucro de quienes los regentan, en atentado flagrante contra los derechos de los niños y niñas”.

Izquierda Unida denuncia, además, que “la política de ‘cheques escolares’ desarrollada por algunas Comunidades Autónomas ha venido a dar apoyo institucional a estas actividades privadas”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario