20080518120546-viaducto-bejar.jpg

-         manuel benito -
salamanca
El Consejo de Gobierno, en su reunión de ayer viernes, dio el visto bueno a dos modificados en sendos tramos de la A-66, lo que supondrá aumentar la inversión prevista en algo más de 8 millones de euros.
El primero de los modificados tiene un importe total de 5,2 millones de euros y corresponde al tramo entre Béjar y el límite provincial. El modificado tras la aparición de una falla en el terreno que provocaba problemas de cimentación en la construcción del nuevo viaducto. Las obras se han ido desarrollando con normalidad y de hecho la previsión se mantiene para que el tramo, de una longitud de 8,2 kilómetros, pueda entrar en servicio a finales de este mismo año.
El otro modificado también atañe a la A-66. En concreto es en el tramo que transcurre entre Guijuelo y Montejo. En este caso, el modificado viene obligado por el tiempo de paralización de este tramo. También se mantiene el plazo previsto de este año.

-         Valoración de Jesús Málaga
El subdelegado del Gobierno en Salamanca aseguró que estos modificados "significan el interés que tiene el Gobierno de España con Salamanca y que en cuanto hay que hacer un modificado se hace con dinero sobre la mesa".
Jesús Málaga explicó que "las obras van a una velocidad de crucero espléndida a pesar de que las lluvias del mes de abril y mayo no han venido muy bien para la obra pública".
En diversos tramos de la A-66 se está trabajando ya en doble turno, lo que supone que las obras tan sólo están paradas durante algunas horas de la madrugada.
En otros tramos ya es visible el asfaltado de algunas zonas, aunque el grueso de este trabajo se realizará a partir de los meses de verano, que son los más propicios para estas tareas. "Cualquiera que salga por las carreteras puede comprobar que las obras van bien", indicó Jesús Málaga.

 

Artículo extraído del ADELANTO

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario