ELPLURAL.COM

Desde que se puso en marcha la asignatura Educación para la Ciudadanía, populares y clérigos se han erigido en punta de lanza de los críticos contra dicha materia. Desde el terreno político el Partido Popular no sólo ha amparado a los objetores en comunidades como Madrid o Valencia, sino que ahora ha suprimido el apartado que explica la homofobia en el programa de EpC en las comunidades en las que gobierna la derecha. Al mismo tiempo, los obispos de Castilla y León, ante la implantación de la asignatura el año próximo en su comunidad autónoma, han insistido en que el Estado “no puede imponer legítimamente una formación de la conciencia de los alumnos al margen de la libre elección de los padres".

 

Los obispos castellanoleoneses, como sus compañeros de otras comunidades autónomas antes que ellos, han cargado contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía. A juicio de los jerarcas católicos, “los padres tienen derecho a poner objeción de conciencia a la enseñanza de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, así como a la denuncia personal de la Ley”. Tal y como informa ABC, los obispos de Castilla y León han hecho pública su postura a través de un comunicado que acaban de difundir.

No en sus diócesis

Estos obispos sostienen que “las enseñanzas orientadas a la formación de la conciencia moral no son competencias del Estado”, siendo los padres y los colegios quienes “tienen el derecho y el deber de educación”. Por último, los jerarcas han pedido a la clase política regional que “no se aplique” en sus diócesis la materia “en la forma en que está programada”.

La respuesta de la Junta de Castilla y León
El portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago, explicó que no se reconocerá la objeción porque “perjudicaríamos seriamente a los que no tienen la culpa, a los niños”. Sin embargo, como buen popular, aclaró que en Castilla y León “se ha reducido la carga ideológica de la asignatura”.

Supresión de la “carga ideológica”

Lo que está por ver es si esa reducción de la “carga ideológica” está relacionada con lo ocurrido en otras comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular, donde se ha llegado a suprimir el concepto de homofobia de los programas. Así lo ha denunciado el Gobierno y lo ha recogido El País, tras constatar que los populares están aplicando Educación para la Ciudadanía obviando una “valoración crítica” de los prejuicios “sexistas y homófobos” entre otras cuestiones. Y eso pese a que aquello que tiene que ver con el rechazo a la discriminación a causa de “la orientación afectivo-sexual” forma parte de los contenidos mínimos de la materia, que son obligatorios por Ley.
Críticas al silencio de Rajoy

Pese a que los barones populares se han erigido en firmes defensores de los objetores de conciencia, algunas asociaciones ultraconservadoras continúan pidiendo al líder del Partido Popular que aclare la postura de su grupo sobre Educación por la Ciudadanía. Tal y como informa la cadena SER, la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa) y la Unión Democrática de Estudiantes sostienen que la dirección popular “ha perdido el norte” en lo que se refiere a EpC y han advertido a Rajoy de que los tendrá entre sus enemigos si no se manifiesta frontalmente en contra de la materia.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario