20200611142310-piscina-candelario1.jpg

Desde Izquierda Unida hemos observado preocupación en la población referente a todo lo que rodea la apertura de la piscina municipal.

Nuestro Grupo se posiciona igual que ustedes en la necesidad de abrir las instalaciones de baño, pero consideramos que se podría aclarar el marco de dicha apertura, al menos en lo referente a aforo y sanitariamente, para que los usuarios “respiren” más tranquilos.

Entendemos que a estas alturas establecer criterios puede ser papel mojado en el momento de ejecutarlos, pero al menos habríamos creado un clima de seguridad para que los empadronados valoren adecuadamente adquirir su abono en estos momentos que se encuentra a un precio reducido.

En cuanto al aforo, y sin mencionar cifras que desconocemos por el momento sino porcentajes, veríamos adecuado que un 50% del aforo se garantizara de forma permanente para los empadronados. De tal manera que si el aforo de la piscina es de, por ejemplo, 200 personas, 100 plazas siempre estén reservadas para los empadronados en Candelario, y el resto de plazas se ocupen por orden estricto de llegada.

De no aplicar una medida correctora, y tener que aplicar aforos de uso, es sencillo pensar que ante el cierre de piscinas en muchos municipios colindantes y la llegada de “veraneantes” muchos días los vecinos se verán privados de poder disfrutar de unas instalaciones que se pagan con sus impuestos principalmente.

Por otro lado consideramos adecuado que el Consistorio aclare las medidas sanitarias que serán necesarias para usar las instalaciones, aunque es factible que cambien hasta la fecha de apertura lo más sencillo es que las nuevas normas alivien la presión, por lo tanto siempre serán bien recibidas.

Sin más un atento saludo, Miguel Rodero.

Comentarios  Ir a formulario