El concejal de Izquierda Unida en la localidad de Candelario, Miguel Rodero, fue notificado el pasado mes de agosto que era incluido en un seguro de vida que el Ayuntamiento incorpora a todos los concejales del municipio.

Una vez conocedor de esta circunstancia “pregunte al Ayuntamiento para conocer más información sobre el seguro así como el coste del mismo para las arcas municipales. Una pregunta que un mes después sigue sin ser contestada por ningún miembro del Equipo de Gobierno” afirma Rodero, quién al no poder obtener la información necesaria “he decidido renunciar a dicho seguro ya que los cargos públicos no debemos tener privilegios sobre el resto de vecinos, menos aún cuando estos son pagados con dinero público”.

Además desde el Grupo de Izquierda Unida han realizado un llamamiento al resto de concejales de la localidad para que también renuncien a su seguro y así “demostrar que la política debe ser simple y llanamente servicio al vecino”.

Este no es el primer acto de honestidad política mostrada por Izquierda Unida en Candelario, cuyo Grupo Municipal dona el 100% de las percepciones que recibe por asistencias a plenos y comisiones.

Comentarios  Ir a formulario