Desde la Asamblea de Izquierda Unida en Candelario queremos cerrar este año 2016 con una somera valoración sobre la gestión del Equipo de Gobierno del PSOE en la villa, así como la oposición de PP y Grupo Independiente.

Reconocemos que la actividad cultural es el fuerte del actual equipo de Gobierno, y a estas alturas ya sabemos que nunca nos faltarán mercadillos, concursos o actuaciones (los cuales no decimos que no sean necesarios, es más, lo son), pero sin embargo los problemas más acuciantes de Candelario continúan sin solución dañando gravemente la sostenibilidad del pueblo y sus habitantes.

Un año más el peso de la oposición recae sobre el único grupo sin representación municipal (esos somos nosotros). La oposición con representación ni está ni se la espera, mientras el PSOE pasea por los plenos y los ciudadanos continúan sin darse cuenta del estado crítico-terminal del municipio.

  • Equivocado modelo de futuro: El modelo que plantea el PSOE está únicamente basado en la explotación turística, pero sin embargo se niegan a solicitar el nombramiento de Parque Natural para la sierra de Candelario, algo que aportaría turismo sostenible y desarrollo. En la oposición si lo pedían, apoyaban y acusaban a otros de defender intereses empresariales ¿ahora quién lo hace?
    Basar la recuperación de Candelario en el único pilar del turismo es una irresponsabilidad constatada, solo en el último mes se han perdido 19 afiliados a la Seguridad Social en Candelario.
  • Desempleo: En el mes de noviembre Candelario alcanzó los 64 desempleados. Una cifra que nos pueden intentar vender como un logro, pero la realidad es que detrás de ese descenso del desempleo no se encuentra la generación de empleo, sino la mayor rebaja de población de la historia del municipio y unos desorbitados datos de emigración. El Ayuntamiento no ha aplicado ni una sola medida para paliar esta situación.
  • Pérdida de población: Nuestro municipio ya es un núcleo residual en la provincia, y muy alejado de la línea de los 1.000 habitantes contabiliza poco más de 930 censados (que residentes ya ni hablamos).
  • De espaldas a los problemas ciudadanos: Ya con el PP e Independientes el consistorio corito demostró posicionarse del lado del empresario en el caso Unisolar. Ahora el PSOE lo hace con Pedro Diego. Igualmente el Equipo de Gobierno se niega a enfrentarse a la empresa REGTA, quien cobra cuando y como le da la gana las tasas municipales y no como se acordó en pleno. Cada cual defiende sus intereses.
  • Cierre del Hospital-Asilo: A pesar de ser el primer punto del programa electoral del PSOE, la sumisión a las decisiones de la Junta y la falta de criterio a la hora de invertir el dinero público son las claves para que un servicio fundamental como el Asilo continúe cerrado. El PSOE solo lo reabrirá con permiso y dinero de las administraciones superiores, cuando Candelario tiene capacidad política, económica y jurídica para hacerlo realidad.
  • Privatización de los Montes de Utilidad Pública: No cabe duda que la regulación micológica en los montes de Candelario por la Fundación Privada CESEFOR supone una nueva estafa a la ciudadanía, mediante una privatización encubierta de nuestros montes que no reporta beneficios tangibles al municipio. El PSOE en la oposición se mostraba contrario, en el Gobierno no quiere enfrentarse a la Junta.
  • Curva de la herradura y corte de la Plataforma: El PSOE se está especializando en abandonar a Candelario frente a las administraciones. En los dos casos anteriormente mencionados solo Izquierda Unida (mediante Ganemos Salamanca) se personó en la Diputación. El PSOE no quiso apoyar ni la reforma de la Curva de la Herradura ni la reapertura de la carretera de El Travieso. En la oposición si se les notaba muy preocupados.
  • Unos presupuestos alejados de la realidad social: El estado de gastos del año 2016 fue un autentico despropósito sobre la realidad económica del municipio, marginando en dicho reparto económico principalmente a la juventud, los pequeños empresarios y los desempleados. Obviando la creación de cooperativas y nichos de empleo, y solo favoreciendo el empleo precario que suponen las contrataciones municipales, el cual es necesario pero no puede ser la base de la generación de empleo de un municipio.

Desde IU continuaremos demostrando que otra forma de hacer política es posible, y además es absolutamente necesaria.

Comentarios  Ir a formulario