20140529163214-pleno.jpg

Elena Gomez | Norte de Castilla / El pleno de carácter extraordinario -convocado por el Partido Socialista- ayer en Candelario no llegó a ningún acuerdo, tras casi una hora de acusaciones mutuas entre el equipo de Gobierno -formado por el PP y el GIC (Grupo Independiente de Candelario)- y el Partido Socialista.

Al pleno -con un único punto en el orden del día sobre la «información de las gestiones realizadas para la consecución de una residencia de mayores y posibles alternativas»- asistieron una veintena de ciudadanos interesados en el tema. Tras la intervención de la alcaldesa, Ana María Carrón, que dio a conocer el orden del día, tomóla palabra el portavoz socialista, Pablo Hernández, para «recordar» como se habían sucedido los hechos respecto al Hospital Asilo San Pedro Nolasco de Candelario y pidiendo a la alcaldesa que «informe a los vecinos sobre las gestiones que el equipo de Gobierno haya realizado para que la residencia no quede definitivamente cerrada y enterrada». En ese momento se produjo el primer enfrentamiento entre ambas partes ya que Ana María Carrón le recordó que «es usted quien debe informar al pleno, porque es quien lo ha solicitado, no nosotros».
«Si usted quiere desistir de sus labores como alcaldesa usted verá», contestó Hernández, empezando una nueva intervención en la que aseguró que había habido una «falta de voluntad» para mantener el asilo abierto y que las reuniones que se mantuvieron con las diferentes administraciones desde el cierre no han servido, acusando a los miembros del equipo de Gobierno de «recibir las órdenes y decidir cerrarla y enterrarla». Además, Hernández aprovechó su intervención para acusar al Grupo Independiente de «asumir sin rechistar las políticas del PP», siendo llamado al orden por la alcaldesa, quien le advirtió que «no estamos en un mitin electoral». En ese punto se sucedieron las intervenciones cortadas entre los diferentes portavoces, incluido el del GIC, Enrique García, que aseguró que el propio PSOE «pedía que se cerrase la residencia porque era un peligro inminente», a lo que Hernández matizó «se dijo que o se mejoraba o la gerencia nos la iba a cerrar».
Ana María Carrón aseguró que se había «luchado a brazo partido por tener una residencia, pero la ley dice que no puede ser, que no la van a subvencionar, que si queremos una residencia o la paga el Ayuntamiento o una empresa privada». «La Junta valora que, como en el entorno hay residencias con el 50% de plazas disponibles, se deben ocupar esas plazas», indicaba, señalando que el Ayuntamiento podría asumir «antes el costearle, con la partida del Patronato, una de esas plazas a alguien que en realidad lo necesita que crear una residencia», sentenciaba. Tras más acusaciones mutuas, el PSOE anunció que «haremos una reunión en los próximos días con todos los vecinos para defender y tratar de conseguir la residencia», animando a los grupos del equipo de Gobierno a acudir a la cita.
Por otro lado, el concejal del Grupo Independiente de Candelario Enrique García informó que «como es un pleno informativo en el que no se van a adoptar acuerdos y es intrascendente para el tema del pueblo hemos pensado que la cuantía económica que corresponde a cada uno de los concejales del GIC dejarlo para el Ayuntamiento».
IU interviene pidiendo consenso y proponiendo una reunión de todos
Pese a ser un pleno extraordinario, en el que no se contemplan las intervenciones por parte del público, el portavoz de Izquierda Unida en Candelario -sin representación en el pleno-, Miguel Rodero, pidió permiso para intervenir al finalizar el mismo alegando que «se han saltado todos los procedimientos». Tras serle concedido, Rodero señaló que «en 15 años no se ha dedicado una partida para salvar el asilo, pero sí ha habido dinero para hacer un aparcamiento y ahora para salvar el Casino Obrero», y es que, según aseguró, el Ayuntamiento planea vender dos edificios de titularidad pública para solventar la «situación económica difícil» que atraviesa la entidad privada, medida a la que no se mostró en contra pero sí lamentó que «no se planteara para rehabilitar el asilo» y evitar su cierre.
«Lamentamos muchísimo que en un asunto tan importante como es la residencia seamos incapaces de encontrar un punto de unión. Nosotros seguimos con la misma postura que el primer día: queremos una reunión con todos los grupos políticos para hablar del tema y nosotros sí tenemos propuestas que pueden llegar a algo», aseguró, pidiendo que se intentara «llegar a algún tipo de acuerdo para que cuando lleguemos a elecciones haya algo empezado y que gane el que gane se continúe en esa línea, porque sino es absolutamente imposible que el asilo vuelva a abrir», sentenció.

Comentarios  Ir a formulario