“La única ‘pinza’ es la de PP y PSOE en la Ley Electoral” ha señalado Gaspar Llamazares. Hay más, muchas más. La enorme generosidad del diputado de IU es causa de alguna imprecisión en su comentario.

Como en los viejos tiempos en los que Anguita, Víctor Ríos y Manuel Monereo dirigían IU, el PSOE vuelve a la carga con el estudiado tema publicitario de la pinza. Algún consejero político del Príncipe habrá pulsado la tecla correspondiente. Como entonces: olvidándose de sus, estos sí, continuos y sustantivos pactos con el PP y tergiversando hasta la infamia la posición real de IU.

El PSOE avisa a IU de que favorecer al PP reedita la ‘pinza’. Lo dice, sin temblarle la voz, el mismo partido que gobierna en Euzkadi con los votos del PP; el mismo partido que ha pactado una infame ley de partidos políticos; la misma organización que se ha cogido fielmente de la mano del partido de Manuel Fraga en la política “antiterrorista”; el mismo partido que ha coincidido con el PP en mil y una ocasiones en el Parlamento del estado y en parlamentos autonómicos; la misma fuerza política responsable de contrarreformas laborales a derecha y más a la derecha; el mismo partido que no para de privatizar a derecha e izquierda y abonar contrarreformas de las pensiones de jubilación; la misma fuerza política que apoya dos intervenciones otánicas en Libia y Afganistán; el mismo partido que ha legislado un nuevo reglamento de los ERE siguiendo los dictados y melodías de la patronal española de intransigencia extrema; la misma fuerza que da apoyo a un gobierno que va a permitir que las empresas puedan despedir con pérdidas transitorias con indemnizaciones de 20 días por año trabajado; el mismo partido que cogido de la mano de CiU abona que el ATC se ubique en Ascó; la misma fuerza política que aplaudió el derecho gubernamental de militarización de los controladores. Y así siguiendo sin parar, hasta el agotamiento y la naúsea.

Esa misma fuerza política tiene la cara dura inconmensurable de acusar a otra fuerza política de abonar los siniestros planes de la derecha neofranquista española por no apoyar ciegamente, y con poderosas y comprensibles razones, a sus candidatos y candidatas en algunos municipios o comunidades. ¿Hay que elegir siempre entre Guatapeor y Guatemala? ¿No roza la generosidad angélica que una fuerza como IU, tragándose mil y un sapos venenosos, haya permitido que un individuo de la talla poliética de Juan A. Belloch siga siendo alcalde de Zaragoza, el mismo individuo que afirmaba no hace mucho que Escribá de Balaguer había sido un gran prohombre de la cultura aragonesa?

Salvador López Arnal

Artículo extraído de: http://rebelion.org/noticia.php?id=130319

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario