20110601204221-caceres-electoral-042-0.jpg

El coordinador federal de IU ha reclamado hoy al Gobierno que actúe “a la mayor urgencia y en un doble sentido práctico” para que se dé respuesta a las consecuencias económicas y políticas que acarrea la alerta alimentaria lanzada por Alemania y que responsables de este país atribuyeron “de forma incompetente, banal y gratuita” a los pepinos de procedencia española. “A través del ámbito europeo correspondiente –afirma Lara-, consideramos que el Ejecutivo español debe exigir cuanto antes responsabilidades a las autoridades alemanas partiendo del principio de que ‘el que rompe, paga’, pues aquí se ha roto la normalidad del mercado y eso debe tener un precio”.

El máximo responsable de IU detalló, además, que “la segunda vía en esta doble acción debe ser reclamar también a la Comisión Europea que presente un plan urgente que cubra las enormes pérdidas económicas que están soportando nuestros agricultores. Deben liberarse unas ayudas de emergencia que palien de la mejor forma posible los fallos producidos para que quede claro que a la UE le importa el futuro de nuestros productores”.

Lara precisó que pese a la buena noticia de que los híper alemanes empiezan a desbloquear lentamente la compra de productos españoles, “la situación dista mucho de poder ser calificada como normal”. En este sentido, tachó de “intolerable y es algo que precisa de una respuesta diplomática inmediata” el ‘cierre de filas’ producido en las últimas horas por las autoridades alemanas para justificar la gestión política llevada a cabo desde varias instancias de este país en la denominada ‘crisis del pepino’ frente a España.

“No es de recibo, y así se lo debe hacer ver nuestro Gobierno, que después de que ayer rectificaran las acusaciones vertidas contra las hortalizas españolas cuando no tenían ninguna prueba científica, salga hoy la ministra alemana de Agricultura y Consumo a justificar los graves errores de su colega de Hamburgo.
Cayo Lara valora que “en medio de este caos y del ‘nacionalismo alimentario’ que están demostrando los alemanes, es prioritario volver a meter al sector hortofrutícola español en la senda de la normalidad. Situaciones tan lamentables como esta tienen como resultado la drástica pérdida de clientes y la práctica desaparición de las expectativas de venta y hay que lograr dar la vuelta a este proceso”.

En este punto, el coordinador federal de IU -que llegó a la política procedente del sindicalismo agrario- reclama al Gobierno español  que “en estrecha colaboración con los representantes de los profesionales afectados prepare de inmediato una campaña a nivel nacional y europeo para lograr el objetivo prioritario de que se recupere la confianza en nuestros productos y ‘vender’ el alto nivel de seguridad y calidad que tienen debido principalmente a la constancia y al esfuerzo de años de nuestros agricultores”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario