20110517232101-gaspar.jpg

El portavoz parlamentario de IU le dice al Ejecutivo socialista que frente a la represión practicada contra estos jóvenes “los ciudadanos que se manifiestan quieren respuestas y exigen ser escuchados. Quieren una democracia real, más ágil y flexible”.

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha registrado hoy de forma urgente una pregunta parlamentaria por escrito para que el Gobierno dé explicaciones sobre el desalojo de los manifestantes del movimiento ‘Democracia Real Ya’ acampados en la Puerta del Sol de Madrid y  “sobre la necesidad de dar respuestas sociales y no represivas al movimiento ciudadano”.

Llamazares quiere que desde Moncloa se diga “¿Cómo justifica el Gobierno el desalojo, a instancias del Ayuntamiento de Madrid, de los jóvenes de este movimiento que acampaban en la Puerta del Sol?”

Del mismo modo, el diputado de IU pide una valoración sobre “¿Cuál es la valoración del Gobierno acerca del nuevo movimiento ciudadano ‘Democracia Real Ya’, surgido en las manifestaciones del 15-M, y de sus reivindicaciones?”

En la iniciativa parlamentaria se recogen también los antecedentes del desalojo por parte de la Delegación del Gobierno de cerca de 200 manifestantes acampados, producido esta madrugada a instancias del Ayuntamiento de Madrid, en una operación conjunta de la Policía Municipal y la Policía Nacional.

Llamazares expone que los participantes en las manifestaciones del 15 de mayo “manifestaban su indignación ante las causas y los efectos de la crisis capitalista, y frente a sus responsables: el desempleo, con un paro juvenil del 43%; la reforma laboral, que aumenta la temporalidad y la precariedad; la reforma del sistema de pensiones que retrasa la edad de jubilación y reduce la cuantía de las futuras pensiones; la mercantilización de la Educación Pública y la insuficiente formación profesional; el difícil acceso a la vivienda y, en caso de impago, la obligación de seguir pagando la hipoteca tras devolver la vivienda al banco; la especulación financiera; la corrupción; la burbuja inmobiliaria; la actitud de los banqueros y su negativa a facilitar el crédito mientras se reparten primas, bonus y pensiones multimillonarias; los recortes sociales; la insuficiencia de los cauces de participación y el bipartidismo institucional”.

IU entiende que “los ciudadanos que se manifiestan quieren respuestas y exigen ser escuchados. Quieren una democracia real, más ágil y flexible; critican a los partidos su rigidez, ensimismamiento y, en su caso, condescendencia con la corrupción; reclaman otras formas de hacer política y no se sienten representados”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario