El Ayuntamiento de la pequeña pedanía de Tarilonte de la Peña, en el norte de Palencia, ha anunciado la convocatoria de ayudas públicas en favor de los vecinos al objeto de que puedan hacer frente a gastos corrientes como luz, calefacción, transporte y compra diaria debido a la actual crisis económica.

Bajo el nombre del Bono Social su alcalde, Juan Luis Guzmán Cebrián, hizo llegar a Rebelión los detalles de estas ayudas y la forma de acceder a ellas.

Según el regidor, militante de Izquierda Unida, los trabajadores no son responsables de la crisis económica ni de los recortes que las distintas administraciones vienen tomando para paliarla. "No es concebible hacer pagar a los más débiles, como jubilados y trabajadores, los efectos de una crisis económica como la que estamos padeciendo", aseguró.

Por ello, desde los presupuestos públicos se ha habilitado una partida destinada a subvencionar tres tipos de gastos familiares: Entre 600 y 1.000 euros por domicilio, repartidos para el consumo de energía eléctrica con un máximo de 300 euros; gastos de calefacción y transporte con un máximo de 300 euros; y gastos de alimentación y ropa con un máximo de 400 euros.

El alcalde justificó las ayudas al consumo de energía eléctrica debido a que "en tres años el precio del kilowatio ha aumentado un 35 por ciento y no se puede permitir un abuso en beneficio de las grandes empresas de electricidad en detrimento de los vecinos. Por este motivo la primera línea de ayudas va dirigida a compensar el abuso de las facturas eléctricas”.

Además, consideró que el duro invierno en la zona, y especialmente en los últimos años, también justifica las ayudas por consumo de calefacción, a lo que habría que añadir el hecho de que se trata de una localidad situada a más de 25 kilómetros de distancia de los centros más importantes del norte de la provincia como son Guardo y Cervera de Pisuerga, y a más de 100 de la propia capital, "lo que el gasto por transporte es muy importante y gravoso para los ciudadanos".

Por último, la tercera línea de ayudas va encaminada a paliar los gastos derivados de la “bolsa de la compra”: alimentación, ropa, calzado… “En una situación económica como la actual cualquier ayuda para bienes de primera necesidad está de sobra justificada”, explicó.

Según Guzmán los fondos provienen “del dinero obtenido de unos intereses por una inversión consignada a través de unas expropiaciones" y aseguró desconocer “otro Ayuntamiento de España que haya acometido una iniciativa de esta índole".

Tarilonte de la Peña, perteneciente al Ayuntamiento de Santibáñez de la Peña, cuenta con casi medio centenar de habitantes, la mayoría jubilados y pensionistas, mientras que el resto, salvo alguna que otra excepción, se dedica a la agricultura y ganadería.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=110806

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario