20100212165813-barrena-webok.jpg

 

Madrid, 11 de febrero de 2010

Izquierda Unida denuncia el “reiterado chantaje económico que ejerce el Ministerio de Industria que dirige Miguel Sebastián sobre los municipios candidatos a acoger en sus términos el cementerio nuclear” o Almacén Temporal Centralizado de Residuos Nucleares (ATC).

“El chantaje ha llegado -denuncia Adolfo Barrena, responsable federal de Energía y Sostenibilidad de IU- a vincular dinero y apoyos para proyectos empresariales a determinados municipios si se presentaban al concurso convocado para elegir el emplazamiento del ATC”.

“Aunque ahora lo niegue el ministro de Industria, el Gobierno tuvo que poner dinero sobre la mesa para encontrar pueblos dispuestos a presentar su candidatura”, señala Izquierda Unida.

“Ciertamente la oferta se limitó en principio a los municipios integrados en la Asociación de Municipios en Áreas Nucleares -señala Barrena-, pero fue dentro de la maniobra orquestada por el Gobierno para conseguir candidaturas, ya que era consciente de que ningún otro municipio del Estado iba a concursar si no lo hacían primero los que ya tienen una instalación nuclear en su territorio”.

Izquierda Unida exige un calendario programado de cierre de todas las centrales nucleares, además de reclamar que cesen las presiones sobre los municipios. “El Ministerio de Industria utiliza la delicada situación de crisis y desempleo para hacer este chantaje a los ayuntamientos prometiéndoles dinero, inversiones y empleos”, apostilla el dirigente federal de IU.

Para Barrena, “ya es momento de que las compañías que se han beneficiado y se siguen beneficiando del negocio rentable de las nucleares empiecen a destinar parte de sus beneficios a resolver, con seguridad y garantías, la amenaza de los residuos nucleares que producen. No es aceptable que, una vez más, sea el Gobierno quien corra en su ayuda y ponga dinero público para abrir una subasta para ubicar el almacén temporal”.

“Finalmente -declara Barrena-, creemos que hay que plantear una solución definitiva al problema grave de los residuos nucleares. No vemos adecuado buscar una fórmula temporal, que supondrá el transporte de 7.000 toneladas de un material altamente peligroso para ser almacenado para unos 60 años, cuando se sabe que la vida de estos residuos dura miles de años”.

Adolfo Barrena estima que “todo ello nos lleva a oponernos al plan del Ministerio de Industria de ‘comprar’ municipios, a oponernos a la instalación de Almacenes Temporales, a reclamar inversión en Investigación y Desarrollo para cerrar las centrales nucleares, a establecer un modelo energético limpio y sostenible, y a exigir a las empresas eléctricas que asuman su responsabilidad y aporten recursos suficientes para dar solución a la problemática de los residuos nucleares”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario