20100210170852-alcalde-guijuelo.jpg

El alcalde de Guijuelo y procurador en las Cortes de Castilla y León por el PP, Julián Ramos Manzano, ha sido condenado a pagar 175 euros por un delito de ofensas a la Guardia Civil. Los hechos se remontan a enero de 2009, durante un partido de segunda B que el Club Deportivo Guijuelo jugaba en casa. "Yo soy el alcalde y en el campo de fútbol hago lo que me sale de los cojones", espetó a un agente de la Guardia Civil que estaba inspeccionando el estadio, acompañado de Rafael García Cantalapiedra, coordinador del club.

Según asegura la cadena SER, el alcalde, además, amenazó al agente, que estaba haciendo unas fotos de las instalaciones: "Si sancionan al club, las relaciones con la Guardia Civil se van a acabar y ya puedes atenerte a las consecuencias".

Cabe recurso de apelación
En la sentencia, comunicada recientemente, el juez condena al alcalde de Guijuelo por una falta de ofensas a la autoridad prevista en el artículo 634 del Código Penal. La sentencia no es firme y ante ella cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Salamanca

Artículo extraído de: http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=43219

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario