20091225141123-rey.jpg

 

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha valorado hoy que el mensaje de Navidad del Rey conocido ayer “alterna la cal con muchas paladas de arena, por lo que vuelve a caer en las buenas intenciones y los mensajes retóricos con escaso contenido que le sitúan fuera de la realidad que viven los ciudadanos y sirve de poca ayuda para afrontar la crisis”.

Para el máximo responsable de IU, “cuando estamos situados en mitad de una crisis sin precedentes el jefe del Estado no hace mención alguna ni de las causas ni de los responsables, que los hay, de una situación que ha provocado el drama que viven más de cuatro millones de parados y la intranquilidad de muchos más por la ambición de unos pocos. Tampoco se dice nada de los responsables de la situación de quiebra de las pequeñas y medianas empresas, ni de los miles de autónomos con problemas”.

Lara ve “injusto e inadmisible para los que de verdad sufren las consecuencias de la crisis que se hable en ese mensaje de forma general de los ‘muchos esfuerzos y sacrificios desplegados’ cuando son los parados, los trabajadores y los más desfavorecidos los que llevan haciéndolo casi en solitario desde que acabaron los tiempos de bonanza económica”.

“Hay sí están –detalla- los 11 millones de mileuristas que llegan mal a final de mes, el millón y medio más de parados del último año, los que han acabado todas sus prestaciones o los pensionistas, pero no hay ni rastro de los oportunistas del negocio fácil, de los reyes de la finanzas especulativas y de ese grupo de empresarios sin escrúpulos. Y en todo ello no ha sido ajena la complicidad de los sucesivos gobiernos de turno”.

El responsable federal de IU ve positiva “la inclusión en el mensaje de lo que nosotros consideramos como un claro toque de atención al Gobierno por la pésima gestión que está realizando al abordar la crisis, toque del que tampoco se escapa el PP por la labor de oposición destructiva que lleva a cabo, lo que se traduce en una inexistente visión de Estado por parte de ambos”.

Para Cayo Lara, “el jefe del Estado hace bien en alabar la Constitución Española, pero haría mejor si contribuyera a que se cumplan muchos de sus artículos para que dejen de ser sólo virtuales. Poderes públicos y económicos siguen violando mandatos esenciales como el derecho a la vivienda o al trabajo, el papel de las Fuerzas Armadas y su misiones en el exterior, la aconfesionalidad del Estado, la progresividad fiscal o la exigencia de que la riqueza del Estado se dedique al interés general. Echamos también en falta que se haya reclamado una reforma constitucional amplia para abordar estas cuestiones”.

Por otra parte, señala “la clara equivocación del Rey, auspiciada por los sucesivos gobiernos, cuando vincula las misiones en el exterior en las que participan las Fuerzas Armadas con lo que él llama ‘nuestra seguridad, nuestro progreso y bienestar’. Manteniendo la ocupación de Afganistán y participando en su guerra en nada ayudamos a nuestra seguridad, poco hacemos por el progreso nuestro y de los afganos, y sólo ayudamos al bienestar de los EE.UU al contribuir a sus intereses geoestratégicos”.

Lara comparte el apoyo expresado por Juan Carlos para un pacto de Estado sobre Educación “pero que no sea cocinado únicamente por PSOE y PP. Debe recoger las inquietudes de todos los posibles implicados, entre ellos los miles de jóvenes que se opusieron a la mercantilización de la Universidad que supone Bolonia, la falta de medios en los colegios públicos, el respaldo con fondos públicos al avance de la educación privada o la ausencia de centros infantiles públicos de 0 a 3 años”.

Entre las cuestiones que se han echado en falta en el discurso, Cayo Lara destaca “una llamada de atención por el déficit democrático que padecemos, alguna referencia a la situación del Sahara, puesta al día por Aminetu Haidar, y sobre la que el Congreso instó al Gobierno a actuar en base a la iniciativa parlamentaria aprobada, constatar que los ciudadanos siguen teniendo un grave problema con la vivienda y que han sabido dar respuesta en la calle a sus inquietudes con movilizaciones históricas como la de los agricultores”.

Al dirigente de IU le sorprende la “raquítica mención hecha a los millones de inmigrantes en nuestro país. Quizá el jefe del Estado tenga poco que decirles después de que con el amplio consenso de PSOE y PP se hayan endurecido este año las medidas de retorno, de reagrupación y se les hayan quitado derechos que tanto costó lograr”.

Cayo Lara afirma también que “una fuerza democrática como la nuestra, como no puede ser de otra manera, está de acuerdo en que el terrorismo no tiene razón de ser en el Estado español y que la unidad de los demócratas es la única salida para alcanzar su fin definitivo. Para ello nosotros somos también los primeros comprometidos”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario