El Consejo Político de IU fijará mañana los ejes básicos que definirán la postura de esta formación en la negociación de los presupuestos generales del Estado para 2010, en la que pedirán al Gobierno que modifique su propuesta de reforma fiscal si quiere lograr su apoyo a las cuentas públicas.

El Consejo Político, máximo órgano de dirección de Izquierda Unida entre Asambleas, se reunirá mañana por la mañana en Madrid para establecer las líneas de la negociación presupuestaria que debe entablar en las próximas semanas el diputado de la formación en el Congreso, Gaspar Llamazares.

El propio Llamazares ya advirtió hace unos días que su grupo sólo apoyará los presupuestos si el Gobierno no se limita a "maquillarlos" e introduce un cambio "radical" a su propuesta fiscal.

Hace unas semanas, durante la reunión que mantuvo la Presidencia de IU, el coordinador general, Cayo Lara, abogó por bajar los impuestos al 65 por ciento de los contribuyentes -las rentas más bajas-, congelar los tributos a la clase media y aumentar la contribución fiscal de las rentas altas.

La propuesta de reforma fiscal de IU como alternativa a la del Gobierno plantea reducir en un 25 por ciento la cuota del IRPF de todos los contribuyentes con ingresos inferiores a 21.000 euros anuales para incentivar el consumo de las familias de rentas más bajas, lo que afectaría a un 65 por ciento de los contribuyentes.

Para mejorar la progresividad del IRPF, IU defiende un aumento del 43 al 50 por ciento del tipo marginal para las rentas más altas, con unos ingresos anuales de 60.000 euros, lo que afectaría al 5 por ciento del total de los contribuyentes.

También apuesta por congelar la tarifa del IRPF para los contribuyentes con unos ingresos situados entre 21.000 y 60.000 euros anuales -el 30 por ciento del total-.

La recuperación del impuesto sobre el patrimonio, la introducción de medidas de fiscalidad verde, el aumento del IVA en las compras de artículos de lujo, la lucha contra la economía sumergida y el fraude fiscal y la modificación del impuesto de sociedades para introducir principios de progresividad son otras de las propuestas fiscales de IU.

Todos estos aspectos serán los que Llamazares pondrá sobre la mesa a la hora de negociar con el PSOE y el Gobierno los presupuestos para 2010.

Y, en el caso de que los socialistas no muestren flexibilidad para debatir sobre estas cuestiones, IU no podrá dar su respaldo a los presupuestos generales en la votación del Congreso.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario