“El ligero descenso del desempleo producido en julio, según los datos de paro registrado publicados hoy por el INEM, muestra que los efectos del Plan E del Gobierno y de la contratación estacional, especialmente en hostelería y servicios sanitarios, están agotando su impacto”, valora José Antonio García Rubio, secretario federal de Economía y Trabajo de Izquierda Unida.

“Hay que alegrarse de que se hayan registrado 20.700 parados menos en julio -afirma García Rubio- pero ha descendido claramente el número de contratos fijos, además de que disminuyen también los trabajadores autónomos y crece el número de familias con todos sus miembros en paro. Todo ello representa un mar de fondo muy inquietante para el otoño, cuando, además, las obras municipales del Plan E frenarán su ritmo de contratación y las sustituciones por vacaciones habrán desaparecido casi completamente”.

Para el responsable económico de IU, “la última encuesta de CIS muestra que el paro es la principal preocupación en la sociedad española y, sin embargo, el Gobierno continúa sin adoptar medidas a la altura de las verdaderas circunstancias que exigen la economía y las necesidades de los trabajadores”.

“La retardada puesta en marcha del subsidio de 420 euros durante 6 meses para quienes hayan perdido todas las prestaciones por desempleo es una buena muestra de ello. Una medida claramente insuficiente y meramente asistencial. Mientras tanto, ayudar a la Banca continúa siendo la prioridad del Gobierno, a pesar de que estas cuantiosas ayudas no se trasladan a la economía real ni contribuyen a crear empleo”, opina García Rubio.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario