20090716160701-images.jpg

PUBLICO.ES

Sentirse católico no significa en absoluto cumplir con los preceptos religiosos. En nuestro país, por ejemplo, una de cada cuatro personas se define así. Sin embargo, a la hora de pasar a la práctica, pocos acuden regularmente a misa. Es más, sólo una de cada diez va a la Iglesia cada domingo.

Frente al 76% de las personas que se definen como católicas, un 14,5% se declaran no creyentes y un 5%, ateos. Apenas un 2% aseguran que son creyentes de otras religiones, según datos del Barómetro de junio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Por sexos, hay más católicas (81%) que católicos (71%) y, en cuanto a la edad, cuanto más viejo es el entrevistado, más aferrado está a la cruz.

Un 94% de los mayores de 65 años se definió como católico, un porcentaje que baja progresivamente entre los que tienen 55-64 años (85%), 45-54 (80%), 35-44 (70%), 25-34 (64%) y 18-24 (64%). Las cifras, sin decimales, han sido redondeadas.

Viejos y mujeres van más a misa

Estos datos, sin embargo, se dan de bruces con los que miden la asistencia a los oficios religiosos. Así, un 58% de los que se consideran católicos casi nunca van a misa, mientras que un 14% acude varias veces al año. Un 9% va alguna vez al mes, un 15% casi todos los domingos y festivos y, finalmente, el 2,5% va varias veces a la semana.

Los hombres están menos presentes en las ceremonias que las mujeres, al igual que los viejos son más fieles a la parroquia que los jóvenes. Por citar algún ejemplo, un 67% de los hombres no va casi nunca a misa, mientras que la cifra baja al 50% en el caso de las mujeres. Y, en cuanto a la edad, un 36% de los mayores de 65 casi nunca se pasa por la iglesia, mientras que un 79% de los chavales entre 18 y 24 años no pisan el templo. 

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario