Madrid, 9 de julio 2009

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, considera que “el proyecto de ley para el nuevo modelo de financiación de RTVE que está impulsando con toda urgencia el Gobierno busca subordinar la radio y televisión  públicas al sector audiovisual privado. Frente a ello, la apuesta de IU es que RTVE debe ser quien lidere el nuevo panorama audiovisual que se está generando en nuestro país”.

 

Lara sostiene que “si el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero saca adelante sus planes nos encontraremos que durante los próximos cuatro años, que serán decisivos para la reordenación del sector audiovisual en España, la televisión pública estará atada de pies y manos, sin independencia ni autonomía de gestión. Como ha expresado nuestro diputado Gaspar Llamazares en el debate parlamentario ‘¿Dónde se ha visto que la financiación de una televisión independiente dependa de sus competidores?’”.

 

Para el máximo dirigente de IU, “nuestra formación ha sido siempre partidaria de la eliminación de la publicidad en la televisión pública, de la misma manera que somos partidarios de que se haga cumplir la legislación sobre publicidad en los medios audiovisuales privados, cosa que parece interesar poco al Gobierno. Pero ello no significa que convalidemos eliminación de publicidad por subordinación al sector privado”.

 

“La eliminación de la publicidad –sostiene- debe ser negociada y debe ir acompañada de un plan de financiación solvente que garantice la independencia y la calidad de RTVE. Coincidimos con los sindicatos en no estar de acuerdo con el proyecto del Gobierno, que pretende sacar adelante sin consenso y sólo con el beneplácito de los grandes grupos de comunicación privados”.

 

Cayo Lara resume esta posición en que “no nos vamos a dejar engañar. Lo que el Gobierno socialista ha puesto en juego con su proyecto de ley es el papel de lo público en el sector audiovisual español y no la cuestión de la publicidad, que se usa como un mero señuelo. Vamos a defender una RTVE independiente y de calidad, capaz de liderar el sector audiovisual español con todas sus consecuencias y sus efectos beneficiosos sobre el conjunto de las industrias culturales de nuestro país, lo que no preocupa al Gobierno”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario