Madrid, 6 de junio 2009

Adolfo Barrena, secretario federal de Sostenibilidad y Energía, denuncia la “hipocresía política del PSOE” sobre este tema y tacha la decisión del CSN de “políticamente inaceptable y técnicamente cuestionable”

 

El secretario de Sostenibilidad, Energía, Transporte y Agua de Izquierda Unida, Adolfo Barrena, califica de “impresentable, políticamente inaceptable y técnicamente cuestionable” la decisión tomada ayer por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de ampliar en 10 años más la vida útil de la ya obsoleta central nuclear de Garoña.

 

Barrena ha puesto en marcha ya los mecanismos internos de comunicación federal de Izquierda Unida para que en los próximos días se presente en todos los municipios del Estado español en los que IU tiene representación una Moción para que el Pleno del Ayuntamiento de cada una de esa localidades inste “al Ministerio de Industria y al Consejo de Seguridad Nuclear a no prorrogar el permiso de funcionamiento de la  central nuclear de Garoña, que finaliza el 5 de julio de 2009, para proceder a su cierre definitivo”.

 

“Desde Izquierda Unida –señala Barrena- seguiremos oponiéndonos a esta peligrosa prórroga, que abre la puerta a decisiones posteriores. Esta moción, que estamos seguros de que será aprobada en centenares de localidades de España, supone la continuidad a las actuaciones políticas que venimos desarrollando a nivel local, autonómico y nacional en contra de la energía nuclear y, más en concreto, para frenar la prórroga de esta instalación nuclear emblemática”.

 

Para el dirigente federal de IU, “la decisión tomada ayer por el CSN resulta más que cuestionable en el fondo y en las formas. Los cinco miembros del PSOE, PP y CiU que lo componen coordinaron adecuadamente no dar a conocer hasta el último momento permitido por la ley su decisión favorable a la prórroga, con la que está de acuerdo el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, tratando así de que tenga la menor influencia posible en el resultado de las Elecciones Europeas de mañana”.

 

Barrena tacha de “absolutamente hipócrita” la actitud demostrada por el PSOE en este caso. Expone que “durante el Debate sobre el estado de la Nación los socialistas unieron sus votos al PP en el Congreso para derrotar una resolución de IU que reclama no prorrogar más allá de 5 de julio próximo el permiso de funcionamiento de Garoña. Al día siguiente de votar no, el ex ministro y actual ideólogo socialista, Jesús Caldera, daba a conocer un informe de la socialista Fundación Ideas en la que se reclamaba el cierre de todas las centrales nucleares. Ahora el Gobierno utilizará el informe del CSN como coartada para su próxima decisión. Esto se llama hipocresía política”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario