Madrid, 22 de abril 2009

“No podemos continuar con un gobernador que se preocupe más por servir de altavoz a la CEOE que de reordenar el sistema financiero”, afirma García Rubio, secretario federal de Economía

 

Para el secretario federal de Economía y Trabajo de  Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, “las últimas declaraciones de Miguel Ángel Fernández Ordóñez y los informes que emite el Banco de España que dirige constituyen una clara injerencia en el trabajo del Parlamento y en la Mesa del Pacto de Toledo. El gobernador del Banco de España se inmiscuye en competencias que no son suyas”.

 

Para el dirigente de IU, “resulta inadmisible que desde la impunidad de su cargo –del que no puede ser cesado ni por el Gobierno ni por el Parlamento- Fernández Ordóñez sitúe al Banco de España como altavoz de las posiciones más neoliberales de la patronal CEOE por encima de las tareas de reordenación del sistema financiero”.

 

“El gobernador -continúa el responsable de Economía de IU- es el principal enemigo de su propia autonomía. Si entra en el debate político de estos temas no puede pedir respeto a su independencia. Fernández Ordóñez es el primero que se burla de su independencia, por lo que se hace necesario que dimita de forma inmediata”.

Para García Rubio, “resulta sintomático que siempre aparezcan como defensores de rebajar las pensiones y de disminuir los salarios personajes que tiene bien aseguradas las espaldas con contratos blindados”.

 

Este dirigente de Izquierda Unida recuerda que “nuestra formación ha propuesto en su Programa Europeo que tanto el gobernador del Banco Central Europeo como los responsables de los respectivos bancos nacionales respondan de su gestión ante sus respectivos parlamentos”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario