Madrid, 18 de marzo 2009

El responsable federal de Energía y Sostenibilidad, Adolfo Barrena, reclama un “debate político, económico y social para volver a situar al sector eléctrico bajo el control público”

Izquierda Unida exige al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que lleve a cabo “actuaciones claras y decididas para garantizar el suministro eléctrico con criterios de servicio básico y precio social, especialmente en unos momentos de crisis socioeconómica como los que vivimos”, según ha valorado el responsable federal de Energía, Transporte, Agua y Sostenibilidad, Adolfo Barrena.

 

Coincidiendo con la decisión de la Comisión Nacional de la Energía constatando las prácticas abusivas realizadas por algunas compañías eléctricas al cobrar precios abusivos en el recibo de luz de los meses de enero y febrero por consumos anteriores, Barrena denuncia  que “la planificación del suministro eléctrico para 2009 significaba dar carta de naturaleza a las empresas eléctricas para aplicar elevadas subidas por la prestación del servicio, lo que no se ha correspondido con una mejora de la eficiencia y la eficacia. El ministro Sebastián autorizó una subida desorbitada sólo para permitir a las eléctricas una mejor cuenta de resultados, perjudicando notablemente los intereses de los consumidores”.

 

“Junto a ello -abunda el dirigente federal de IU-, tal y como ha reconocido ahora la Comisión Nacional de la Energía, se ha permitido de forma vergonzante a las eléctricas la práctica abusiva de cobrar con tarifa de 2009 (con incrementos superiores al 20 % en muchos casos) consumos correspondientes al 2008”.

 

Izquierda Unida, que ya denunció esta situación nada más producirse, exige “la devolución inmediata de los importes cobrados de más y pide medidas urgentes para que las compañías que se han beneficiado de estos abusos devuelvan en tres días esos importes”, en consonancia con la decisión adoptada por la Comisión Nacional.

 

“No obstante -señala Barrena-, desde IU no vamos a permitir que esta decisión de obligar a devolver el dinero cobrado de más le sirva al Gobierno para tapar el debate de fondo, que no es otro que la obligación de que las tarifas eléctricas respondan a los criterios sociales de un suministro básico como es el eléctrico”.

 

Barrena asegura que “Izquierda Unida propone abrir un debate político, económico y social sobre la conveniencia de volver a situar al sector eléctrico bajo el control público”.

 

IU siempre ha defendido la permanencia del abastecimiento eléctrico bajo el control público. Esta formación valora que “ahora que las compañías eléctricas cuentan en su accionariado con socios que esperan el reparto de dividendos, ahora que el mercado y su lógica es quien marca las estrategias y las políticas de abastecimiento, es cuando se hace más urgente y necesario que el Gobierno socialista cumpla su papel de regulador y garante de suministro a precios justos y sociales, evitando tarifas abusivas”, detalla Adolfo Barrena.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario