Madrid, 17 de febrero 2009

El  secretario de Economía y Trabajo, García Rubio, afirma que “IU plantará cara a las descabelladas aspiraciones de Díaz Ferrán. No vamos a consentir que la patronal logre  reducir salarios, abaratar el despido y limitar los derechos de los trabajadores”

García Rubio ha advertido hoy que “las grandes empresas están utilizando ya en la práctica los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) como si de aplicar una reforma laboral encubierta se tratara, eso sí, sin haber sido negociada con partidos ni agentes sociales y sin que haya pasado por el Parlamento”.

Esta advertencia del responsable económico de IU coincide en el tiempo con las declaraciones realizadas hoy por el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, quien ha afirmado que los ERE no necesiten “para nada” la autorización de la Administración y “deben ser rápidos”.

Para García Rubio, “hay que alertar de que muchos empresarios han decidido ya cual es su modelo de salida de la crisis y lo están aplicando con la tolerancia del Gobierno. Implantan por la vía de los hechos una auténtica reforma laboral para limitar los avances sociales de los trabajadores, reducir salarios, abaratar el despido y desregular aún más las relaciones laborales. Para ello utilizan el chantaje de los ERE y la permisividad del Gobierno está envalentonando a la CEOE. Esto es inadmisible”.

El dirigente federal de IU pone de relieve “la tremenda importancia que está teniendo en la destrucción de empleo la aprobación de estos ERE por parte del Gobierno o de los Ejecutivos de las diferentes Comunidades Autónomas, en el ámbito de sus competencias”.

Frente a ello, explica que “IU propone que no sean aceptados los ERE que partan de empresas que han obtenido beneficios. Estamos seguros de que existen alternativas. Entre ellas está transformar los ERE en programas de Formación y Recolocación, que deberían ser negociados por los trabajadores y las empresas y supervisados por la Administración. Se mantendría la relación laboral y se podría mejorar la cualificación de los trabajadores. De esta forma los trabajadores continuarían cobrando su salario y la financiación no añadiría ningún gasto adicional a las prestaciones por desempleo”.

Entre las decenas de ejemplos que se pueden poner, García Rubio pone un ejemplo. “La multinacional UPS ha presentado en Madrid un ERE cuya finalidad es, fundamentalmente, eliminar los contratos fijos de los trabajadores más antiguos que tienen mejores retribuciones y derechos. UPS tiene beneficios y su ERE sólo afecta a un centro de trabajo, precisamente aquel donde están los trabajadores con contratos no precarios”.

“Izquierda Unida –afirma- está siendo solidaria con estos trabajadores y con todos los que se movilizan contra los ERE. Queremos transmitir la idea de que frente al chantaje de las empresas, frente al ‘o lo tomas o lo dejas’ hay alternativas viables y eficaces como las que proponemos para garantizar la continuidad de la relación laboral y los ingresos de los trabajadores”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario