El responsable de Economía y Trabajo, García Rubio, pide a los responsables económicos socialistas que “salgan del agarrotamiento en que se encuentran tras confirmarse que la economía ha entrado en recesión”

Madrid, 13 de febrero de 2009

El responsable de la Secretaría de Economía y Trabajo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, ha valorado como “muy graves, del todo punto inaceptables y fuera de tiempo y lugar” las declaraciones efectuadas por el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, reclamando un mayor abaratamiento del despido.

Para García Rubio, “la gravedad de la crisis parece haber hecho olvidar a Fernández Ordóñez cuáles deben ser sus cometidos y prioridades como responsable del Banco de España, entre los que, desde luego, no está ir dando públicamente recetas ni consejos a los demás sobre cuál es la mejor forma de que los trabajadores acaben pagando casi en exclusiva la recesión en que estamos inmersos, por mucho que busque el aplauso de la patronal más reaccionaria”  

 

El dirigente de IU afirma que “la importancia de estas declaraciones tiene su continuación en la respuesta que merecen para el Gobierno y sus principales responsables económicos. Fernández Ordóñez ocupa su actual puesto con el plácet de Rodríguez Zapatero. Hasta no hace mucho fue mano derecha del vicepresidente Solbes en Economía y mantiene una gran sintonía con Miguel Sebastián. Conociendo estos orígenes, exigimos al Ejecutivo que se desmarque con mucha mayor contundencia de las propuestas del gobernador del Banco de España, ya que el recorte de derechos en un tema lo suficientemente importante para que el Ejecutivo socialista no se ande con medias tintas”.

 

RECESIÓN CONFIRMADA

 

Por otra parte, García Rubio valora que “los datos conocidos hoy del Instituto Nacional de Estadística confirmando técnicamente que la economía española ha entrado en recesión obligan al Gobierno a cambiar su política y son motivos suficiente para salir de la situación de agarrotamiento en que se encuentra, como se puso de manifiesto en la comparecencia de Rodríguez Zapatero en el Congreso del pasado martes”.

 

El responsable económico de IU analiza que “el Producto Interior Bruto (PIB) volvió a contraerse en medio de una fuerte caída de la demanda nacional, en especial la realizada por las familias. Esta situación se debe al aumento acelerado del paro y a la falta de confianza de los ciudadanos”.

 

“Frente a este panorama –afirma- las medidas tomadas por el Gobierno socialista para aumentar la demanda han mostrado su ineficacia. La devolución de los 400 euros del IRPF no se ha trasladado al consumo sino al ahorro que, según el Banco de España, ha aumentado hasta el 11,9% de la renta disponible de las familias. Esto, que parece contradictorio en tiempos de crisis, evidencia que las devoluciones de impuestos, apoyadas por el PP y el PSOE, están favoreciendo a sectores sociales que no tienen necesidad de aumentar su gasto y, por tanto, ahorran”.

 

Señala que “estamos, pues, lejos de un aumento de la demanda que debería venir de los sectores con salarios y pensiones bajos, pero éstos son los que están en una situación más difícil, junto a los parados cuyas percepciones por desempleo están agotadas o a punto de hacerlo.”

 

“Izquierda Unida -afirma García Rubio- ha presentado un Plan de Creación de Empleo cuyo pilar fundamental es aumentar la demanda, tanto pública como privada, con un criterio selectivo. En el caso de las familias, se trata de garantizar los recursos de quienes están ya en serías dificultades por su situación de desempleo y de elevar los salarios y pensiones, especialmente los más bajos”. 

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario