Bruselas, 8 de diciembre de 2008

 Willy Meyer tuvo un almuerzo de trabajo la pasada semana con una delegación de mujeres saharuis compuesta por Khadija Moutik, sindicalista, Fatma Mehdi, Secretaria General de la Unión de Mujeres Saharauis, y El Ghalia Djimi, Vice Presidenta de la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos por el Estado de Marruecos.

 

La delegación de mujeres, que participó en diversos encuentros, entre ellos con el grupo de amistad con el pueblo saharaui del Parlamento Europeo,  venía a explicar la situación de las mujeres en los campamentos saharauis y a traer varias demandas. La primera de ellas es que se excluya el Sahara Occidental de las conversaciones sobre el Estatuto Avanzado y el subsiguiente acuerdo. Para las mujeres, si la UE concediera un Estatuto Avanzado para Marruecos incluyendo el Sahara Occidental dará una señal de estar apoyando las pretensiones infundadas de Marruecos sobre el territorio, dañando asimismo los esfuerzos de las Naciones Unidas por descolonizar el territorio.

 

Moutik, Medhi y Djimi informaron también al eurodiputado de los dos estudiantes saharauis que fueron atropellados por un autobús en la estación de Agadir. Estos estudiantes participaban en una sentada frente a los autobuses ante la negativa del gobierno de Marruecos a dejarles viajar al Sahara para festejar la festividad de Id Aladha.

 

El eurodiputado Meyer mostró una vez más su solidaridad con la lucha del pueblo saharaui. Respecto a la inclusión del Sahara como parte de Marruecos en el Estatuto Avanzado aseguró que su grupo, va a denunciarlo y a intentar evitarlo, como ya se hizo cuando la UE negoció el acuerdo de pesca en el que se incluyeron las aguas territoriales del sahara Occidental.

 

Meyer se comprometió también con las mujeres saharuis a presentar una pregunta a la Comisión Europea sobre los incidentes en la estación de autobuses de Agadir en la que resultaron muertos los dos estudiantes saharauis.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario