20081124170914-mujeres-iu.jpg

Día Internacional contra la Violencia de Género

Lunes 24 de noviembre de 2008

Desde IU creemos que si bien es cierto que se ha avanzado mucho en la lucha contra la violencia de género, aun estamos muy lejos de conseguir erradicarla, y la única fórmula que puede servir para ello es acabar con la desigualdad entre los hombres y las mujeres.

En este sentido, es el momento de que los hombres y mujeres tenemos que asumir el compromiso de luchar de manera activa contra esta lacra social que somete, asesina y degrada a las mujeres, a sus hijos, pero también a los propios hombres. La violencia hacia las mujeres no constituye sólo un conjunto de sucesos esporádicos, ni limitados a la relación de pareja.

Se trata de un problema con entidad política, fruto de una ideología patriarcal que vulnera los derechos humanos de las mujeres, obviando su condición de personas, que limita su libertad y autonomía y que en algunos casos acaba con sus vidas. En pleno siglo XXI no se puede seguir mirando hacia otro lado.

Por esta razón, consideramos que los Ayuntamientos tienen una tarea difícil pero necesaria, que es poner a disposición de las mujeres todos y cada uno de los recursos para que ninguna mujer pueda ser extorsionada, insultada, menospreciada, amenazada o asesinada por ningún hombre. En este sentido, quizá el Ayuntamiento de Salamanca está utilizando demasiados recursos propagandísticos, como obras de teatro, concursos y llaveros. No podemos olvidar que la violencia machista adopta diversas formas, como las violaciones, la trata de mujeres, la precariedad laboral, la mutilación genital, etc. Y que está vinculada a la desigualdad en los ámbitos social, eoconómico, religioso, político y cultural.

Donde hay que incidir a fondo es en el sistema educativo, desde un enfoque laico; en los medios de comunicación, en las empresas y en las políticas de inmigración, para crear una sociedad de iguales en la que el cese de la violencia no sea una utopía. En definitiva, dotarnos de políticas permanentes, presupuestadas y concretas dirigidas al logro de la igualdad, formando personas que las desarrollen. Éstos podrían ser elementos que condujeran a un avance real.

Es necesario, además que en un momento de crisis económica, las Administraciones no limiten los recursos, sino que incluso los incrementen, para atender a todas y cada una de las necesidades que puedan tener las mujeres

Por último desde Izquierda Unida queremos animar a los hombres y mujeres de nuestra ciudad a que se sumen a los actos convocados contra la violencia de género, ya que ese es el primer paso, conocer el problema. El segundo, asumir nuestro compromiso y nuestra responsabilidad en la solución del mismo.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario