La monja Maravillas

Publicado: Viernes, 21 de Noviembre de 2008 19:56 por Autor: Izquierda Unida de Candelario en Articulos de Opinión

Jueves 20 de noviembre de 2008, por Pascual Mogica Costa

 

No era mi intención comentar nada sobre el tema del acuerdo de la Mesa del Congreso, que por lo visto no tiene cosas mejores que hacer que rendir homenaje y colocar placas en los pasillos de la Cámara Baja a las santas monjas, pero hoy publica el periódico digital El Plural una máxima de la monja objeto del homenaje, Maravillas de Jesús, que ha hecho que me decida a comparar las palabras que contiene esa máxima con otras dichas por personalidades de la Iglesia Católica.

La extinta monja, yo al principio creí que había fallecido víctima de la “persecución religiosa”, ahora veo que no, que murió en 1974, la fallecida monja dijo, posiblemente mostrando cual era su ideario: “Déjate mandar. Déjate despreciar. Y serás perfecta”. Todo un alentador mensaje para las mujeres, sobre todo para las víctimas de la violencia de género. Todas las que han sido asesinadas por sus maltratadores, son perfectas, según la monja Maravillas. Esto es algo así como el lograr la perfección a través de la muerte violenta. Algo a tener muy en cuenta.

Parece ser que en la monja Maravillas, coincidían dos aspectos: el religioso hasta el extremismo y por ello el masoquismo. Según dice la fuente antes citada, así como El País y la web La Página Definitiva, la monja sufrió “una vida llena de castigos inflingidos a sí misma como colgarse de la melena a una viga para sufrir por Jesús o dormir vestida y sentada en el suelo cinco horas cada noche”. Sacrificios corporales y físicos por los que la Iglesia critica a otras religiones que son igual de extremas.

Y metido a lo bien que la Iglesia Católica considera a la mujer, hay que recordar (ver el diario Información de Alicante de 28-01-2008) que el obispo de la Diócesis Orihuela-Alicante, Rafael Palmero, afirmó refiriéndose a la violencia de género que “en otras épocas ha habido mayor paciencia y espíritu de sacrificio que ahora”. Lo que pasa es que las mujeres de ahora no tienen paciencia ante los malos tratos y no se sacrifican, pero no por nada, sino porque antes las matan. Alentador mensaje para las mujeres el del obispo.

En el diario La Verdad en su edición de la provincia de Alicante, el 15 de febrero de 2006 se informaba de que un cura catedrático de Teología, Gonzalo Gironés, afirmaba en una hoja parroquial que las mujeres maltratadas “provocan con la lengua”, que “más de una vez” las víctimas de malos tratos “provocan con su lengua”, añadiendo que “el varón, generalmente, no pierde los estribos por dominio, sino por debilidad, no aguanta más y reacciona descargando su fuerza que aplasta a la provocadora”, diciendo, además que en 2005 “por cada mujer muerta a manos de un hombre, hubo 1.350 niños asesinados por voluntad de sus madres. Es peor”. Por lo visto el padre no tuvo nada que ver en la decisión de llegar al aborto. Benditos y santos padres.

Yo creo que tanto al obispo de Orihuela-Alicante como al cura catedrático en Teología, también deberían ponerles una placa en algún pasillo del Congreso de los Diputados. Apunto la cosa por si los componentes de la Mesa del Congreso no encuentran nada mejor en que aprovechar su tiempo, pagado por todos los españoles, y se ocupen de homenajear a estos dos “defensores” de la mujer que por lo visto se han olvidado que nacieron de mujer.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario