"José Luis, si autorizas que se derribe, se borra un pasado de lucha y sacrificio por la libertad que ahora tenemos"

¡Qué ocasión ha perdido un Gobierno de izquierdas para que los progresistas represaliados tuvieran su monumento a la memoria! En la noche del día 20 de octubre se han empezado a tirar los techos y las paredes del símbolo más característico de la represión de un régimen que duró muchos años. Y que algunos (demasiados) pretenden que se olvide cuanto antes.

 

Aquí los vencedores de un golpe de Estado pueden mantener un impresionante monumento que recuerde su dolor, pero a nadie se le había ocurrido pensar que, la cárcel de Carabanchel podría haber sido justamente el recuerdo del drama en espejo. Una pena. Y un error.

Si ellos tienen ahí el Valle de los Caídos, a muchos nos gustaría poder tener aquí la cárcel de Carabanchel.

Todo explicable pero…
Seguro que todo esto tiene que ver con correctos apuntes contables. Falta dinero para cárceles; hay escasez de suelo para hospitales públicos; los parques verdes escasean en la zona; todo explicable.

Pero la cárcel de Carabanchel sólo la puede derribar un administrador de una inmobiliaria, un interventor de un Ministerio o un responsable político conservador. Nunca la tiraría un político de izquierdas y precisamente ahora.

Falta de armonía en la izquierda
Hay una cierta falta de armonía dentro de la izquierda española estos días.

Salió adelante la Ley de la Memoria Histórica, pero con muchos miedos a poner a su lado los recursos y los medios precisos para hacerla realidad.

¿De verdad señor Zapatero?
El juez Garzón apunta a un posible proceso de genocidio contra el régimen del general Franco, y sale ¡hasta el presidente del Gobierno! a decirnos que ese régimen ya está juzgado. ¿De verdad, señor Rodríguez Zapatero, que usted siente que el asesinato de su abuelo (ordenado por alguien con nombre y apellidos) está ya juzgado?

Garzón no está en contra de ninguna ley aprobada por el Parlamento, ni contra la ley de amnistía. Está intentando que la represión franquista se considere un crimen contra la Humanidad, por lo tanto que jamás prescribe.

¿Le vamos a poner palos en las ruedas a este juez los hijos de los que sufrieron años de violencia? Parece que puede ser que sí.

Luchadores por la libertad
Y ahora el último gran monumento al dolor de los luchadores por la libertad, se está tirando abajo. ¡Qué error, qué increíble error!

¿Un error de quién? De un gobierno socialista que ha considerado más importantes las cuentas que la historia. Triste.

Pues nada, tendremos que reunirnos en las montañas de la sierra madrileña, en la abadía del Valle de los Caídos a recordar a nuestros héroes por la libertad. ¡Qué cosas pueden pasar!

¿Pero no hay nadie por Moncloa que le explique al Presidente lo que se está haciendo por aquello de ahorrarse unos euros?

Yo estuve allí
José Luis, yo estuve un año en la 3ª y en la 5ª galería de esa cárcel con los números 2.591 y 5.040. Muchos otros pasaron mucho más tiempo. Pero si autorizas que Carabanchel se derribe, estás tratando de que se nos borre un pasado de lucha y sacrificio por la libertad que ahora tenemos.

José Luis: detén esas obras, deja Carabanchel en pie.

Nosotros no nos vamos a olvidar, pero puede haber generaciones mañana que tengan la tentación de considerar que nunca pasó nada. Peor aún, que sólo podrán visitar el Valle de los Caídos.

 

Luís Solana es militante socialista y promotor de Nuevas Tecnologías
www.luissolana.com

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario