Llamazares reclama al Ejecutivo socialista que exija participaciones accionariales a las entidades y reabra el debate de la banca pública

Madrid, 8 de octubre de 2008.-

El coordinador general y diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, anunció hoy el registro en el Congreso de la petición de comparecencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante el Pleno de la Cámara para que explique la creación del fondo anunciado para dar liquidez a la banca.

Llamazares pretende así que el Parlamento conozca de primera mano y pueda opinar sobre la medida anuncia para que “se someta al control parlamentario” y se pueda evitar que el fondo de 30.000 millones de euros anunciado no corra el riesgo de convertirse en “un pozo sin fondo al carecer de cualquier tipo de control”.

En rueda de prensa, valoró que la medida publicitada ayer ante la Prensa por Rodríguez Zapatero añade un capítulo más a la “dialéctica de triunfalismo, improvisación y desequilibrio en las medidas.

Llamazares detalló que esos 30.000 millones de euros, ampliables a 50.000 millones, suponen un tercio del total de los Presupuestos Generales del Estado para 2009 y equivalen a cerca del 5% del PIB.

Contrapuso este esfuerzo con el “triunfalismo previo” esgrimido por Rodríguez Zapatero hace unos días sobre la fortaleza del sistema bancario español. “El presidente habla de la mejor banca del mundo y luego toma decisiones como esta para garantizar su liquidez”, dijo.

Advirtió que IU estará vigilante para que estas últimas iniciativas tomadas por el Gobierno no sirvan para que salgan de la crisis justo los mismos que la han provocado, entre ellos las inmobiliarias y la banca.

Reclamó contrapartidas de la banca ante este esfuerzo financiero público, ya que “no se debe dar dinero gratis, sino a cambio de participaciones en el accionariado de las entidades para garantizar el retorno de lo invertido”.

IU reclama, además, que la gestión no esté en manos únicamente del Tesoro, sino que otros organismo como el Instituto de Crédito Oficial o las cajas de ahorro puedan participar, lo que debería conducir a que se abra el “debate sobre la necesidad de volver a tener una fuerte banca pública”.

En un rápido repaso de la situación económica recordó, por último, que el Gobierno socialista “primero apoyó a los constructores y ahora a la banca, a la que se destinará un tercio de los Presupuestos, mientras en gasto social destinamos 80.000 millones menos que la media europea. Por el contrario, hace falta mucho más que la protección actual al desempleo y la subida de las pensiones mínimas: hace falta mucho más”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario