Esta semana pasada ha tenido lugar la visita a Béjar de la Unidad de Infracciones de la Comisión Europea. El motivo de la misma ha sido comprobar “in situ” la situación de la Covatilla, a propósito de la denuncia interpuesta hace tiempo por la realización en dicha estación de obras que no tenían la licencia de impacto ambiental, que era preceptiva.

 

Los representantes de la CE han tenido que sepamos al menos dos entrevistas, una de ellas con los denunciantes, Ecologistas en acción a la cabeza y otra con representantes de Gecobesa y autoridades locales, entre ellos el Alcalde de Béjar y la concejala de Medio Ambiente. Las informaciones en los medios provinciales escritos sobre esta última entrevista han sido por una parte afirmar que la Comisión archiva la denuncia sin efecto alguno y por otro las de la de denostar a los denunciantes, alegando incluso que han falseado la información aportada.

 

Sin embargo la organización denunciante, Ecologistas en acción, afirma otra cosa bien distinta, diciendo que la Unidad de Infracciones “abre un procedimiento de infracción contra la Junta de Castilla y León que con el esquí sin futuro de La Covatilla en Natura 2000 ha mostrado su falta de respeto a las normas básicas en materia medioambiental en Europa, en lugar de dar prioridad a la conservación de la alta montaña de todos los salmantinos”.

 

Nos quedamos por lo tanto sin saber exactamente cual es la situación, pues la citada Unidad de Infracciones no ha presentado aún, que sepamos una nota con las conclusiones, aunque este medio estará detrás de dicha unidad para conocer sus conclusiones oficiales, cuando se hayan elaborado. Esto tardará algún tiempo, pero no demasiado, así que sin duda acabaremos conociendo la situación.

 

Por lo que sabemos, los hechos denunciados por parte de Ecologistas en Acción eran ciertos y tenían y tienen fundamento. Las obras de ampliación de La Covatilla denunciadas se habían hecho sin la preceptiva declaración de impacto ambiental y eso en sí mismo es muy grave. Por otra parte Ecologístas en Acción insistió en su reunión sobre el hecho de que algunas de las actuaciones del Plan Director de la estación, como los “itinerarios esquiables” en la zona de La Cardosa y en Gredos y un “parque de nieve” en el Travieso de Candelario, supondrían una infracción de la Directiva Hábitats que ampara legalmente a Natura 2000.

 

Bien es cierto que la aprobación de la DIA sobre la ampliación de La Covatilla ha “legalizado” las obras realizadas sin permiso ambiental, ya que la citada DIA lo que hacía era dar luz verde a todas las obras realizadas y a algunas otras.

 

Pero también es cierto que la DIA tenía una segunda y fundamental parte en la que cercenaba la aspiración de ampliar la estación de esquí hacia la Cardosa y hacia Solana. En la misma se hablaba de evitar el impacto paisajístico en la cara sur de la Sierra, por lo que implícitamente también se declara en contra del famoso “Parque de nieve del Travieso” que pretende el inigualable Alcalde de Candelario.

 

Así que suponemos que la Unidad de Infracciones de la CE habrá tomado nota de todo ello y en algún momento emitirá su dictamen, que aún no conocemos.

 

Lo que sí sabemos y sabe todo el mundo que se quiere enterar es que si bien la estación de esquí dinamiza el mercado turístico en los meses de invierno es preciso dar un impulso a la comarca durante el resto de meses del año, que son 9. Para ello, lo normal y más sencillo, sería que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de CyL apruebe de una santa vez la declaración de Parque Natural.

Su Consejera y Vicepresidenta de la Junta de CyL, Mª Jesús Ruiz, tiene la obligación moral de hacerlo y el mandato de los ciudadanos. ¿A qué espera?

Bejar.biz

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario